El polémico presidente de Melilla de Cs compara un pacto con PP y Vox con ir ‘al precipicio’

Eduardo de Castro dice en su toma de posesión que apostaron por el cambio en vez de pactar con Vox e Imbroda y reconoce que el camino elegido "será largo y tortuoso"

El presidente de Melilla, Eduardo de Castro, de Ciudadanos ha afirmado este sábado en su toma de posesión que un pacto con PP y Vox “habría sido un largo camino de cuatro años hacia el precipicio de la mano de la extrema derecha, blanqueando la corrupción y traicionando a la mayoría de los melillenses”.

“No quisimos. Y escogimos el cambio”, ha afirmado en su primer discurso como presidente en el Salón Dorado del Palacio de la Asamblea, abarrotado de gente y ante la presencia de numerosas autoridades, entre ellas la ministra de Industria en funciones, Reyes Maroto.

Una semana después de ser elegido presidente con el apoyo de Coalición por Melilla (CPM) y PSOE, el coordinador territorial de Ciudadanos y único diputado melillense de Cs ha prometido liderar una nueva etapa sin privilegios, amiguismos ni rodillos.

Y ha declarado ser consciente de que, frente a la “vía fácil” de un pacto con PP y Vox, el camino que ha elegido “será largo y tortuoso”, aunque ha defendido esta opción como “la más legítima”: “Hemos preferido tener esperanza, y no miedo”.

El nuevo presidente ha augurado que la legislatura que se abre en la ciudad será recordada como el inicio del periodo “que desterró para siempre las malas prácticas que tanto hemos censurado”.

Respaldado en su toma de posesión con la presencia del secretario general del grupo de Ciudadanos en el Congreso, Miguel Gutiérrez, De Castro ha cargado contra su antecesor, el popular Juan José Imbroda, tras 19 años en el cargo de forma ininterrumpida.

El nuevo presidente ha lamentado la ausencia de su antecesor en el acto, al que no ha asistido ninguno de los diputados del PP ni de Vox, como ya anunciaron ayer, argumentando que el líder de Cs fue elegido hace una semana en fraude de ley por no haberse postulado como candidato a la presidencia.

“Su ausencia y la de todo su grupo es quizá la metáfora que mejor resume el concepto de democracia que tenemos cada uno, y el respeto que ambos le tenemos a esta Asamblea y a los ciudadanos de Melilla”, ha dicho De Castro.

En su discurso, De Castro ha avanzado como objetivos de su gobierno “cambiar la degeneración por la regeneración y el miedo por la esperanza”, la rigurosidad en el control del gasto y la lucha contra el fraude, y la profesionalización de todas las áreas de gobierno “anteponiendo los méritos a la ideología”.

Maroto destaca la responsabilidad de Cs en Melilla

La ministra de Industria, Comercio y Turismo en funciones, María Reyes Maroto, ha destacado “el ejercicio de responsabilidad” de Ciudadanos en Melilla al formar “un gobierno del cambio” con el PSOE local y ha afirmado que se trata de un ejemplo que debería darse en otros parlamentos españoles.

Ante la prensa, la ministra en funciones ha celebrado el “gobierno del cambio en el que está el PSOE” de Melilla y ha reiterado que el PSOE rechaza “la política de vetos de Ciudadanos”.

Por ello ha considerado que la formación naranja ha hecho en Melilla “un ejercicio de responsabilidad que se tendría que ver reflejado en otros parlamentos que necesitan cambios y donde continúa el veto de Ciudadanos”.

La ministra en funciones ha considerado que en estos momentos España se encuentra “en un momento de cambios, de grandes consensos donde se hace necesario el diálogo entre las formaciones políticas, porque los ciudadanos españoles nos piden avanzar y no retroceder”.

Ha afirmado que espera que también pueda configurarse el Ejecutivo estatal a través de un proceso en el que “haya también lealtad por parte de todos los grupos para apoyar una mayoría de cambio como votamos los españoles que permita esa España del cambio que necesita modernizarse y trabajar para reducir las desigualdades”.

Maroto ha indicado que el Gobierno se pondrá a disposición del nuevo Gobierno de Melilla para colaborar y trabajar en cuestiones como el comercio y el turismo, y ha lamentado que con el Ejecutivo anterior no hubiera existido “la interlocución que nos hubiese gustado”.