Las polémicas declaraciones del consejero andaluz de Salud sobre el aborto: “Lo fácil es llegar y el chupetón”

El propio consejero ha pedido disculpas por usar "algún término inapropiado" al referirse sobre al aborto en la sanidad pública como "chupetón"

El consejero de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, Jesús Aguirre, se ha referido este jueves a las mujeres embarazadas que se planteen abortar y ha manifestado que “lo fácil es llegar y el chupetón”, en referencia al procedimiento de interrupción del embarazo.

Durante su intervención en Córdoba en un acto informativo organizado por la Cadena SER, Aguirre (PP) ha explicado que el objetivo del sistema público sanitario debe ser dar una “información positiva” a la paciente, por lo que es necesario “darle su tiempo”.

En este sentido, el consejero ha aludido al Sonicaid, que permite a la mujer escuchar los latidos del feto, y al “apoyo social” a las embarazadas, y ha expresado la necesidad de “defender” a los no nacidos. Aguirre ha señalado que con la actual legislación la mujer que desee abortar “lo va a hacer” y el derecho “lo tiene la madre”, si bien ha asegurado que existe un “derecho del no nacido” y habría que buscar la forma de que se conjuguen.

Por ello, el consejero ha informado de que existe una partida presupuestaria de cuatro millones de euros en los presupuestos regionales para que las embarazadas “estén informadas”.

Por su parte, la secretaria general del PSOE de Andalucía, Susana Díaz, ha calificado de “vergüenza” las declaraciones del consejero y lo ha acusado de “atentar” contra la “dignidad de las mujeres”. A través de la red social Twitter, ha escrito que su “primera impresión” al conocer las declaraciones ha sido “pensar que estaba leyendo una noticia falsa”, aunque “lamentablemente no es así”.

“Es real que tenemos un consejero de Salud capaz de atentar de forma tan vergonzante contra la dignidad de las mujeres. ¿Un ‘chupetón’?, !Qué vergüenza!”, ha concluido Díaz.

El propio consejero ha pedido disculpas por usar “algún término coloquial o inapropiado” al referirse sobre la práctica del aborto en la sanidad pública como “chupetón”.

“Soy una persona a la que le gusta hablar de forma clara y directa y, por ese motivo, a veces uso algún término coloquial o inapropiado. Pido disculpas si alguien se ha molestado por unas declaraciones mías de esta mañana en Córdoba: no era mi intención”, ha publicado en su perfil de Twitter.