Francia mantiene en prisión a Josu Ternera hasta que se revisen las euroórdenes

España reclama su extradición por el atentado de 1987 contra la casa cuartel de Zaragoza en el que murieron 11 personas

La sala de instrucción del Tribunal de Apelación de París ha ordenado este jueves el ingreso en prisión provisional del dirigente etarra José Antonio Urrutikoetxea, Josu Ternera, hasta que se examinen las peticiones de entrega a la Justicia española, informó la Fiscalía General de París.

La próxima audiencia ante la sala de instrucción tendrá lugar el próximo 26 de junio a las 14.00 hora local, según un comunicado de la Fiscalía enviado a Efe.

La Fiscalía General notificó a Urrutikoetxea este jueves una euroorden y dos demandas de extradición que le han transmitido las autoridades judiciales españolas para su entrega a España.

El Ministerio Público recuerda que el Tribunal de Apelación de París decidió, en contra de su opinión, poner en libertad a Josu Ternera ayer, miércoles, bajo medidas cautelares y control judicial.

“La Fiscalía General contesta el análisis jurídico que motivó esas decisiones y ha decidido presentar tres recursos en casación”, señala la nota.

Los jueces franceses habían pedido a la Audiencia Nacional española que transformase dos de las tres euroórdenes que pesan sobre el etarra -por el atentado de la casa cuartel de Zaragoza y por el asesinato de un directivo de Michelin- en una petición de extradición por tratarse de hechos anteriores a la entrada en vigor de la euroorden en 1993.

Según informaron a Efe fuentes jurídicas, tanto estas dos órdenes europeas de detención y entrega (OEDE) como una tercera, por la causa sobre la financiación de ETA a través de las herriko tabernas, que se inició en 2002, se encontraban activas cuando se produjo la detención de Urrutikoetxea el 16 de mayo en los Alpes franceses.

Marlaska no duda de que será entregado a España

Horas antes, el ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, afirmaba que no alberga “ninguna duda” de que Josu Ternera será “entregado para ser juzgado en España por las causas por las que es objeto de reclamación” y destacaba la “mutua confianza” y el “reconocimiento mutuo” de las resoluciones que se producen en Francia y España.

Grande-Marlaska ha insistido en la necesidad de tener “confianza plena en la cooperación internacional”, así como en la “cooperación judicial con Francia en este caso”, ya que esta última ha sido “un elemento esencial en la derrota de la organización terrorista ETA”.