Casado rechaza abstenerse en la investidura de Sánchez tras el pacto del PSN en Navarra

El líder del PP, Pablo Casado, ha rechazado la posibilidad de que su partido se abstenga para facilitar la investidura de Pedro Sánchez. No es que los populares tuvieran alguna duda al respecto, pero ahora han encontrado la excusa perfecta para justificar que no quieran cooperar para la gobernabilidad del Estado: el pacto alcanzado por los socialistas navarros con Geroa Bai. Ese pacto ha permitido de rebote que EH Bildu esté en la Mesa del Parlamento foral y para Casado ese es un dato determinante: “Es imposible pactar con Bildu y tratar al mismo tiempo que el PP se abstenga en tu investidura”.

La formación abertzale no ha participado en las negociaciones para la constitución del Parlamento foral, pero su entrada en el órgano que gobierna la Cámara anticipa su probable abstención para que la socialista María Chivile sea investida presidenta de Navarra. “Es indignante que el mismo día que se celebran 32 años del atentado de Hipercor, que se habla de si Josu Ternera es detenido de nuevo o no, vaya el Partido Socialista Navarro y facilite la entrada en la mesa del Parlamento Navarro a los herederos de ETA, que aún no han condenado los 800 crímenes de la banda terrorista”, ha sostenido el líder de los populares.

Por otra parte, Casado ha agradecido a Ciudadanos su “responsabilidad” en los pactos que está alcanzando la derecha en varias ciudades y comunidades, pactos que atraviesan por momentos de incertidumbre en algunos territorios por la resistencia del partido naranja a sentarse a negociar con la ultraderecha. Los de Rivera pactan con el PP que, a su vez, pacta con Vox, pero evitan contaminarse con un contactos directo con quienes acaban siendo sus socios de gobierno por mucho que quieran ocultarlo. De ahí que hayan surgido diferencias de interpretación sobre hasta dónde llega el acuerdo para el Ayuntamiento de la capital con la formación de Santiago Abascal. Casado, sin embargo, ha asegurado que los acuerdos del PP con VOX son compatibles con los que firman los populares con Cs.

En ese contexto, el líder del PP ha defendido que Vox tenga “responsabilidades en la gestión municipal” en Madrid: “No es incompatible con que tengan responsabilidades en la gestión municipal aquellos integrantes de la candidatura de Vox, que han tenido también apoyo ciudadano y que, por tanto, pueden optar a participar de las decisiones que tome esta corporación”.

Casado ha recordado que el propio alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, “ha dejado muy claro” que el acuerdo firmado con Ciudadanos “es compatible” con el firmado con Vox, que las áreas de gobierno “ya se han publicado en el Boletín Oficial” y “no hay nada secreto”. “Creo que son acuerdos compatibles y no hay nada secreto”, ha remachado, al ser preguntado si el PP hará público su acuerdo con Vox después de que el partido de Santiago Abascal esté subrayando públicamente estos días que ha pactado con el PP ocupar concejalías de gobierno.

Más allá de Madrid, Casado ha subrayado que el PP sigue “trabajando” para llegar a acuerdos para gobernar en algunas comunidades autónomas y ha agradecido “la responsabilidad y la generosidad de Ciudadanos”, mostrándose “convencido” de que los acuerdos serán “muy satisfactorios”. “Estamos convencidos de que tendrán un resultado muy positivo para los españoles, tal y como lo tuvieron las cuatro autonomías en las que firmamos un acuerdo de investidura en el año 2015”, ha asegurado, tras evocar las negociaciones en Castilla y León y Murcia o en otras comunidades autónomas en las que ya se ha firmado un acuerdo, como en el caso de Madrid.