Acaba sin acuerdo la reunión de PP y Vox en el Ayuntamiento de Madrid tras la polémica por las concejalías

Representantes del PP y de Vox mantuvieron una reunión que acabó sin acuerdo en la tarde de este martes con el objetivo de analizar si se cumplen las cláusulas del acuerdo alcanzado el pasado 15 de junio entre ambos partidos y que posibilitó la proclamación de José Luis Martínez-Almeida como alcalde de Madrid.

El encuentro, mantenido en el Palacio de Cibeles, ha durado alrededor de tres horas y media y han acudido además de Martínez-Almeida y Javier Ortega Smith, el secretario de Organización del PP, Javier Maroto y el portavoz del partido de Santiago Abascal en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros.

Al término de la reunión el alcalde de la capital ha defendido que el PP cumple su compromiso de negociar con Vox y no ha querido detallar el contenido de la conversación ni el resultado definitivo porque considera “absolutamente aventurado hacerlo en este momento”.

El primer edil de la capital no ha querido revelar si se negocian concejalías de distrito, de gobierno u otros puestos en el Ejecutivo en coalición con Ciudadanos.

“Las negociaciones son negociaciones -ha dicho- y deben mantenerse en un cierto margen de discreción”, aunque ha defendido que “por supuesto se hará público el acuerdo al que se llegue en su momento”. Almeida ha explicado que han “establecido las bases de esa negociación de acuerdo al documento que se firmó en el momento entre el PP y Vox” y que aunque “todavía quedan bastantes cuestiones que tratar” cree “que puede ser un buen principio”, por lo que ve “más cerca” el cumplimiento del acuerdo entre el PP y Vox. Y ante las cuestiones que queda por tratar ha subrayado que los 20 días que ambos partidos se han dado para negociar y que empezaron a contar el pasado sábado “no se han agotado ni de lejos”.

Los dirigentes de Vox no han hecho declaraciones y han abandonado el Palacio de Cibeles por la salida en la que no estaban esperando los periodistas.

El pasado 15 de junio Vox alcanzó con el PP un acuerdo “firme” orientado a la formación de gobiernos de coalición en todos los ayuntamientos de España en los que la alianza de PP, Ciudadanos y Vox pudiera “impedir gobiernos de izquierdas”.

El acuerdo, que fue rubricado por los secretarios generales del PP, Teodoro García Egea, y de Vox, Javier Ortega Smith, contempla un plazo de veinte días naturales desde la constitución de los ayuntamientos para integrar en “concejalías de gobierno y puestos de responsabilidad directiva de entes municipales” a representantes de Vox en número y capacidad de gestión presupuestaria proporcionales a los resultados obtenidos en cada ayuntamiento.

Al día siguiente de su investidura como nuevo alcalde de Madrid, Martínez-Almeida, anunció la lista de personas del PP y de Ciudadanos que trabajarán con él en la labor de Gobierno, en la que dará entrada en los próximos días a concejales de Vox.

Vox tiene “todo el verano” para negociar la Comunidad

Por su parte, la candidata de Vox a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Rocío Monasterio, ha asegurado este martes que “tenemos mucho tiempo para sentarnos a negociar, si hay socios fiables; tenemos todo el verano, hasta el 11 de septiembre; tenemos tiempo infinito”.  Monasterio hizo estas declaraciones en Telemadrid, tras anunciar este lunes que Vox cancelaba las reuniones que tenía con el PP para hablar de programa y de negociación de investidura en la Comunidad de Madrid hasta que se aclare el pacto alcanzado entre ambas formaciones en el Ayuntamiento de la capital. Si el día 11 de septiembre no hay Gobierno en la Comunidad de Madrid, se deberán repetir las elecciones autonómicas.

“Nuestros votantes, al final, lo que piden es que se les respete, y la política del señor (Ignacio) Aguado de tener que verse conmigo a escondidas, porque no puede publicar que nos reunimos, o la política de la señora (Isabel) Díaz Ayuso, que pretende que firmemos un programa para luego firmar exactamente el contrario con Ciudadanos no tiene ningún sentido”, ha recalcado Monasterio.

Por su parte, la candidata del PP a la Presidencia regional, Isabel Díaz Ayuso, ha señalado que no peligra su investidura, aunque el lunes Vox paralizase la negociación para exigir al PP que cumpla el pacto por el que votaron a José Luis Martínez-Almeida como alcalde de Madrid, y ha resaltado que su partido tiene la misma posición del primer día: “mano tendida” para sentarse los tres -PP, Cs y Vox- a negociar.

Además, ha sostenido que su electorado “no entendería en ningún caso” que fueran “de nuevo a elecciones”, ya que los votantes de los tres partidos quieren que busquen acuerdos y, preguntada sobre si estaría dispuesta a gobernar en coalición no solo con Ciudadanos, sino también con Vox ha dicho que tiene que sentarse con ellos primero.

Desde la formación naranja, el candidato a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, ha pedido a Vox que abandone sus “órdagos” y tenga “altura de miras” para permitir un Gobierno de coalición entre el PP y el partido naranja, porque, de lo contrario, habrá “unas nuevas elecciones”, lo cual no desea “ningún madrileño”.

Aguado ha expresado su preocupación por las “formaciones políticas que están permanentemente en una pataleta constante, lanzando órdagos y amenazas y bravuconadas”, en alusión a Vox.