Corbacho rompe también con Manuel Valls y se une al grupo de Cs en Barcelona

El exministro socialista Celestino Corbacho deja el grupo municipal que lidera Manuel Valls en el Ayuntamiento de Barcelona para sumarse al de Cs, que ayer lunes rompió con el ex primer ministro francés por haber votado a favor de la reelección de Ada Colau como alcaldesa.

Esto significa que el grupo inicial de Barcelona pel Canvi, que obtuvo seis concejales el 26-M, quedará dividido de la siguiente forma: bajo el paraguas de la plataforma seguirán, por ahora, Manuel Valls y Eva Parera, mientras que los cuatro ediles restantes -Corbacho como independiente y tres con carné naranja- se agruparán en otro grupo con las siglas de Ciudadanos.

Antes de tomar la decisión, anunciada por fuentes de Cs, el exsocialista se ha reunido este martes por la mañana con Valls, y por la tarde ha mantenido una conversación telefónica con el líder de Ciudadanos en el Parlament, Carlos Carrizosa, para abordar su situación como concejal independiente de la Barcelona pel Canvi después de la ruptura del candidato con los naranjas.

Esta misma mañana, Carlos Carrizosa había asegurado que para su partido es un honor la incorporación de Corbacho a su grupo en Barcelona, ya que “es un político de gran valía” con una larga experiencia en la política municipal. Aunque Corbacho también dio el “sí” a la líder de Barcelona en Comú, Carrizosa le ha restado importancia: “Es un independiente que llegó a la coalición sin depender del grupo de Valls y tampoco del grupo de Cs. Por lo tanto, cuando se hallaron en la necesidad de decidir un voto, también vemos normal que en ese momento optara por lo que el jefe de su grupo estaba señalando”, ha reflexionado.

El líder parlamentario de Cs ha detallado que Corbacho ejercerá de edil raso en el grupo, dado que la presidencia del grupo ya se ha asignado a Mariluz Guilarte, mientras que la portavocía la ostentará Paco Sierra.

Por su parte, Valls se ratificó en el “sí” a Ada Colau para “frustrar el acceso del independentismo” al ayuntamiento, aunque esto haya llevado al divorcio con sus aliados de Cs. Tras conocerse la noticia, se limitó a emitir un comunicado en el que apuntaba que valoraría el escenario resultante “en el momento oportuno”; un momento que todo apunta que será este miércoles, para cuando el ex primer ministro galo ha convocado una rueda de prensa en la que presumiblemente desvelará su futuro.

Sobre Valls circulan ya todo tipo de especulaciones como la posibilidad de que dé el salto a la política nacional incorporándose al PSOE o decida lanzar su propia formación política.

Esta mañana, Carlos Carrizosa, señaló que la ruptura con el ex primer ministro francés se produce porque éste no tuvo “en absoluto” en cuenta al partido para investir a Colau. “La personalidad de Valls suplantaba al primer partido de Cataluña en el Ayuntamiento”, ha criticado. Carrizosa, además, se ha mostrado abierto a incorporar a su grupo a uno de los independientes de la candidatura de Valls que votaron a favor de la elección de Colau como Corbacho. “Si su decisión es incorporarse a nuestro grupo estaríamos encantados, es un político de altura”, ha asegurado.

En declaraciones a RNE, el dirigente ‘naranja’ ha cargado contra “la manera de obrar” de Valls, asegurando que el ex primer ministro francés “desoyó” la opinión de Ciudadanos. “En ningún momento consideró hablarlo con sus socios y lo anunció sin que tuviéramos noticia de que lo fuera a hacer”, ha afeado. “Cuando no hay un respeto mutuo a la sensibilidad de cada una de las partes de la coalición es difícil tomar decisiones importantes”, ha añadido Carrizosa, quien ha admitido que ha habido distintos contactos con Valls en los últimos días y ha señalado que hay grandes coincidencias en programa y principios, pero su “personalidad suplantaba al primer partido de Cataluña en el Ayuntamiento”.

“Esta manera de obrar, que no se nos tuviera en absoluto en cuenta, no lo veíamos”, ha indicado, al tiempo que ha explicado que elegir entre Colau o el candidato de ERC, Ernest Maragall, era optar entre “susto o muerte”. En este sentido, ha criticado que la regidora es “filoindependentista” y está actuando como lo haría un separatista con conflictos como el de los lazos amarillos en instituciones públicas.