Endesa instala en Galicia los primeros puntos de recarga en parques eólicos de España

La compañía irá instalando estas infraestructuras en todos sus parques para poder dar servicio a los coches de la compañía

Endesa, a través de Enel Green Power España (EGPE), ha dotado a cuatro de sus parques eólicos gallegos de puntos de recarga para vehículos eléctricos. Se trata de los primeros puntos de recarga en parques eólicos en España. Posteriormente, EGPE irá instalando estas infraestructuras en todos sus parques, para poder dar servicio a los coches de la compañía, ya que, actualmente, el 30% de su flota corporativa corresponde a coches híbridos y eléctricos.

Estos primeros parques son los de Touriñán IV, en Aranga, y Castelo, en Coristanco y Tordoia (ambos en la provincia de A Coruña), Couto de San Sebastián, en Silleda (Pontevedra), y Careón, en Palas de Rei (Lugo). La instalación de los equipos ha sido realizada por Endesa X, la nueva línea de negocio de Endesa que ofrece servicios de valor añadido y soluciones tecnológicas innovadoras en el mundo de la energía, como la movilidad eléctrica.

El uso de vehículos eléctricos en los parques eólicos refuerza la sostenibilidad de este tipo de instalaciones de generación, ya que evita la emisión de gases de efecto invernadero en entornos de interés ambiental donde vive fauna salvaje.

Endesa es consciente de los retos energéticos a los que la sociedad se enfrenta y promueve la electricidad como el vector energético capaz de conciliar unos requerimientos medioambientales y de eficiencia cada vez más exigentes con la cobertura de las necesidades energéticas de los ciudadanos.

En este sentido, la movilidad eléctrica es fundamental en la transición energética y en el proceso de descarbonización que está experimentando nuestra economía. El transporte fue en 2017 responsable del 26% de las emisiones GEI (gases de efecto invernadero) en España, lo que le convierte en la actividad con mayor volumen de emisiones.

Superar este reto requiere fomentar el compromiso de la sociedad para cambiar determinados hábitos de consumo hacia soluciones más sostenibles. Endesa trata de contribuir a este cambio tanto a través de las relaciones con sus clientes, como dentro de la compañía, promoviendo la electrificación de su flota corporativa y los vehículos de sus empleados.

Así, la compañía tiene el objetivo de electrificar la mitad de su flota corporativa (operativa, comercial y de representación) en tres años, lo que supone que, en 2021, tendrá incorporados a ella más de 400 vehículos eléctricos puros y cerca de 600 híbridos que permitirán un ahorro de emisiones a la atmósfera de 1.779 toneladas de CO2. Desde 2010, Endesa ha cuadruplicado el número de automóviles eléctricos puros de su flota, hasta llegar a 100, que sumados a otros 529 híbridos suponen actualmente casi el 30% del parque corporativo.

En este esfuerzo por la movilidad sostenible también están implicados los empleados de la compañía. Endesa acaba de lanzar la quinta edición de su Plan de Movilidad Eléctrica para Empleados para promover el uso de vehículos eléctricos en España. El objetivo de este Plan es que 200 empleados se sumen a los 663 trabajadores que ya se adhirieron a los Planes anteriores y conseguir así que, en cinco años, el 10% de la plantilla haya apostado por la movilidad eléctrica de manera particular.

Además, hasta 2023, Endesa X tienen ejecución el plan más ambicioso para impulsar la movilidad eléctrica que se haya puesto en marcha en nuestro país, con una inversión de 65 millones de euros: 108.000 puntos de recarga públicos y privados para vehículos eléctricos en los próximos cinco años, de los que más de 8.500 puntos serán de acceso público.

Endesa ya cuenta en sus oficinas y centrales de generación con 461 puntos de recarga. En las sedes sociales de Madrid, Zaragoza y Sevilla existen, además, aparcamientos exclusivos para vehículos eléctricos con acceso a cargadores semi-rápidos y rápidos.

Leer más noticias sobre