El Real Madrid obra el milagro ante el Barça con un triple a dos segundos del final (81-80)

El Real Madrid ha colocado el 2-0 favorable en la final de la Liga Endesa tras apuntarse una espectacular victoria este lunes en el WiZink Center (81-80), donde un triple de Jayce Carroll (25 puntos) a falta de dos segundos ha coronado una increíble remontada, después de que su equipo haya levantado nueve puntos anotando el doble en poco más de tres minutos.

El campeón parecía condenado a falta de tres minutos (63-72), pero nunca perdió la fe y acabó sorprendiendo a un Barça que parecía tener la faena hecha gracias a la inspiración ofensiva de Thomas Heurtel (30 puntos). Carroll fue el héroe de la noche con 25 puntos y el triple que puso patas arriba el pabellón en el último suspiro.

Escarmentado por la contundente derrota inicial, el Barça volvió al escenario del ‘crimen’ convencido de que podía pasar de víctima a verdugo en tan solo 48 horas. Lo tuvo en la mano durante 39 minutos y 58 segundos. Su fe nació de una defensa muy activa con ayudas continuas que cortocircuitaron las líneas de pase del Real Madrid y le procuraron una ventaja considerable (7-17, min.10).

El equipo local acabó el primer cuarto con tres titulares en valoración negativa, entre ellos un Facundo Campazzo sin la clarividencia del anterior duelo. La sangre en la boca de Adam Hanga, que tuvo que volverse al banquillo al poco de salir para ser curado por los médicos, ilustraba la dureza de un partido no definitivo, pero sí decisivo.

El húngaro volvió para ponerle un tapón de videoteca a Jeff Taylor, que confirmó la confusión blanca fallando un mate solo en la siguiente jugada. Además empezaba a activarse Heurtel, que encadenó varias bandejas fáciles para contestar la energía, sostén del Real Madrid hasta que surgió la muñeca de Carroll.

Tras fallar su equipo los siete primeros triples que intentó, el estadounidense encadenó dos aciertos desde la larga distancia y lideró el parcial de 10-0 que, por primera vez, puso al Real Madrid por delante en el marcador (29-27, min.18). Rugía la hinchada hasta que Víctor Claver, otra vez a gran nivel, acalló el vocerío con un triple que hacía soñar a su equipo justo antes del descanso (29-34).

Carroll remata una remontada histórica

Tomic, máximo reboteador de la noche, cometió la cuarta falta nada más iniciarse el tercer cuarto, pero su equipo no lo acusó porque Heurtel entró definitivamente en combustión. Anotando desde la larga, la media y la corta distancia, el galo, autor de 12 puntos en este periodo, estiró la máxima renta azulgrana hasta otro tanto (39-51, min.26).

Campazzo, que gastó mucha energía en su desigual emparejamiento con Hanga, también cometió la cuarta falta y su equipo reaccionó ‘bombardeando’ con tres triples seguidos de Carroll, Rudy Fernández y Llull, tirando de corazón cuando menos parecía funcionar la cabeza (50-55, min.28).

Reducido el juego por momentos a un duelo Heurtel-Carroll, subió la temperatura y a Pau Ribas le cayó una falta técnica por protestar. Al escolta estadounidense le daba todo igual y anotaba otro triple para decidir que todo empezaba de nuevo (62-62). Ahí pareció agotarse la frescura mental del campeón, que, sin embargo, se guardaba lo mejor para el final.

El Barça no acusó el golpe y volvió a la carga con un parcial de 1-10, el enésimo arreón que sonaba a definitivo (63-72, min.37), pero que tampoco lo fue. Al Barça se le encogió el aro, al Madrid se le agrandó aún más el corazón y fue limando punto a punto y con triples, hasta que Llull falló un tiro libre a falta de nueve segundos (78-80). Cuando todo parecía perdido para los locales, Rudy capturó el rebote, se la dio a Llull y este a Carroll, que fintó a un desesperado Claver para tirar desde el triple completamente solo. El ‘francotirador’ de Laramie no falló y coronó un final de película para el anfitrión.

REAL MADRID, 81 – 80 BARÇA LASSA (29-34, al descanso)

REAL MADRID: Campazzo (4), Rudy Fernández (7), Deck (1), Randolph (6) y Tavares (11) –quinteto titular–; Llull (13), Carroll (25), Ayón (8), Thompkins (3), Causeur (2), Taylor (-) y Reyes (1).

BARÇA LASSA: Pangos (9), Ribas (2), Claver (12), Singleton (4) y Tomic (6) –quinteto titular–; Hanga (-), Heurtel (30), Oriola (12), Kuric (-) y Smits (5).

PARCIALES: 11-17, 18-17, 24-25 y 28-21.

ÁRBITROS: Martín Bertrán, Conde y Serrano. Eliminados Campazzo (min.38), Oriola (min.40) y Randolph (min.40) por faltas personales.

PABELLÓN: WiZink Center. 12.247 espectadores.