Argentina cree que el apagón no fue un ciberataque, aunque no lo descarta

El apagón se originó en una conexión de transporte de electricidad en el litoral este argentino, entre las centrales hidroeléctricas de Yacyretá y Salto Grande

El Gobierno de Argentina cree que el apagón masivo sufrido en el país no se debió a un “ciberataque” y este supuesto “no está dentro de las alternativas” que maneja el Ejecutivo de Mauricio Macri, aunque no descarta ninguna posibilidad.

El secretario de Energía, Gustavo Lopetegui, afirmó hoy en una rueda de prensa en Buenos Aires que el fallo en el sistema de transporte energético que provocó este domingo el apagón total en el país no es algo “anormal”, pero sí lo es la “cadena de acontecimientos posteriores” que provocaron la desconexión, lo que va a ser sometido a una profunda investigación.

“En este instante no descartamos ninguna posibilidad. Pero diría que no creemos la del ciberataque. No está dentro de las alternativas primarias que se están considerando“, afirmó Lopetegui.

Convencido de que es “muy grave” dejar al país sin electricidad “de un momento para otro”, Lopetegui insistió en que el sistema eléctrico argentino es “muy robusto” y abogó por guardar prudencia hasta que se pueda llegar hasta el final de la investigación, entender qué pasó y “sancionar a quienes hayan sido responsables”.

“Lo que sabemos es que a las 7.07 de la mañana se produjo una falla en el sistema de transporte del litoral (argentino, en el noreste del país). Fallas que ocurren con asiduidad tanto en el sistema argentino como en cualquier sistema de otro país. No es una falla anormal o extraordinaria”, relató el secretario de Energía.

Seguidamente, dijo que lo que sí es “algo anormal o extraordinario” y no debe suceder es la “cadena de acontecimientos posteriores que causaron la desconexión total”.

Esta desconexión total se produce de manera automática; son las computadoras que rigen el sistema la que lo hacen cuando detectan desequilibrios que podrían causar un daño mayor, y en milisengundos se desconecta el sistema para protegerlo”, continuó.

Lopetegui remarcó que no llegó ninguna alerta. “No hay posibilidad de que exista ninguna alerta. Porque es algo que el cerebro humano no podría detectar. No hay intervención humana”, aseveró, y enfatizó que ahora se pone en marcha un análisis por parte de la empresas distribuidoras para saber qué ocurrió.

En la rueda de prensa, el funcionario del Gobierno de Mauricio Macri estuvo acompañado de Carlos García Pereira, director de la compañía de transporte de energía eléctrica Transener, y de Jorge Ruiz, subgerente general de Cammesa, empresa que administra el mercado mayorista eléctrico.

Los informes preliminares se realizarán durante las próximas 48 horas y el estudio completo se prevé demore entre una semana y 10 días.

“Se sabrá por qué ocurrió este evento extraordinario que no debería ocurrir ni volver a ocurrir”, consideró Lopetegui, y destacó que se van a tomar las “medidas necesarias”, ya que el marco regulatorio prevé sanciones para quienes sean los responsables.

El apagón de electricidad que afectó este domingo a parte del Cono Sur se originó en una conexión de transporte de electricidad en el litoral este argentino, entre las centrales hidroeléctricas de Yacyretá, de gestión argentino-paraguaya, y Salto Grande, argentino-uruguaya.