Investigan a Rubiales en una pieza separada de la operación Oikos

Una conversación entre José Antonio Martín Petón y Agustín Lasasosa hace pensar que la RFEF, y Rubiales como presidente, va a tener un trato preferente con la SD Huesca en la construcción de un campo de fútbol a cambio de un libro sobre historias del fútbol

Una pieza separada de la operación Oikos, cuyo secreto de sumario levantó el juez hace 24 horas, investiga una posible “trama de corrupción que envolvería a Luis Rubiales”, presidente de la Federación Española de Fútbol (RFEF), por la concesión de una subvención al campo del Huesca.

Según informó el diario Marca, en una pieza separada de la Operación Oikos, el sumario se refiere a la “presunta adjudicación injusta de la construcción de un campo para la SD Huesca concedida” por la RFEF al equipo oscense, condicionada a la elaboración de un libro por el consejero delegado del club, José Antonio Martín Petón, sobre la selección española.

El sumario reproduce una conversación entre José Antonio Martín Petón y Agustín Lasasosa, consejero delegado y presidente del Huesca, respectivamente, en la que hablan de la construcción de dicho campo concretada ya con Rubiales.

“La trama de corrupción envolvería tanto a Petón como a Lasaosa y Luis Rubiales, siendo parte necesaria en todo el entramado Óscar Fle, presidente de la territorial de Aragón, (aunque por lo que se aprecia en las conversaciones, es ajeno a toda negociación anterior entre Petón y Rubiales)”, señala el documento.

También indica que “hace pensar que la RFEF va a tener un trato preferente con la SD Huesca para la construcción o remodelación de unos campos de fútbol que el club oscense tiene en el Instituto de Educación Secundaria “Las Pirámides”.

Tras el levantamiento del sumario, el diario AS informó de que el exjugador Carlos Aranda, uno de los presuntamente implicados en el caso que investiga amaños en el fútbol profesional, intentó arreglar partidos del equipo Frosinone de la Serie A italiana.

El juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 5 de Huesca levantó en la tarde de ayer el secreto de sumario de la Operación Oikos, en la que Aranda y el también exfutbolista Raúl Bravo aparecen como posibles responsables de los delitos de pertenencia a grupo criminal, corrupción en el deporte y estafa en relación a presuntos amaño de partidos de fútbol, en concreto el Huesca-Nastic de la temporada pasada y el Valladolid-Valencia de ésta.

La RFEF niega haber dado esas subvenciones

La Federación Española ha emitido un comunicado de cuatro puntos en los que indica que “La RFEF no ha adjudicado ningún campo de fútbol a la SD Huesca, ni ha concedido subvención alguna por ese concepto. La noticia, por tanto, no solo es falsa, sino también constitutiva de un delito de calumnias o denuncia falsa”, expone en el primer apartado.

“En el supuesto de que lo hubiese hecho, -que no es el caso- el otorgamiento de dicha subvención en ningún caso hubiese constituido un fraude entre particulares como temerariamente afirma el Policía con Carnet Profesional 127.509, dadas las apremiantes necesidades de campos de fútbol que precisa la Federación aragonesa”, añade la nota de la RFEF en el segundo punto.

“Llama poderosamente la atención que la citada filtración del sumario al ‘Diario Marca’ -conculcando el artículo 301 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal que consagra el carácter reservado de las actuaciones sumariales- se encuentre en flagrante contradicción con las declaraciones efectuadas por el propio Sr. Martín en el sumario en presencia judicial”.

Según la nota, en esa declaración se afirma: ‘Preguntado por su relación con el Presidente de la Federación, LUIS RUBIALES DICE que es buena, si bien les acaba de denegar un campo, a pesar de que el HUESCA no tiene campo federativo. Que según manifiesta, LUIS RUBIALES le llamó para decirle que no se iba a financiar un campo de fútbol para el disfrute de una entidad privada'”, repasa el comunicado.

La RFEF entiende que la citada filtración es una estrategia para “dañar la imagen” de su presidente.

“Finalmente”, comunica “a la opinión pública que se han dado las órdenes oportunas a los servicios jurídicos de la Real Federación Española de Fútbol para que ejerciten las acciones penales que procedan en orden al sumario Oikos“.