Aburto (PNV) asume su segundo mandato en Bilbao gracias al pacto de gobierno con PSE

El recién reelegido alcalde ha prometido en el salón de plenos "darlo todo" y no "defraudar en la defensa de los intereses de la ciudad"

Juan Mari Aburto ha asumido este sábado su segundo mandato como alcalde de Bilbao, con el pacto de gobernabilidad cerrado con el grupo municipal del PSE-EE, que también fue su socio de gobierno en la anterior legislatura. En las filas de la oposición, EH Bildu ha votado en blanco, mientras PP y Elkarrekin Podemos han votado a sus propias candidaturas.

El salón de plenos del Ayuntamiento de Bilbao ha acogido este sábado la sesión de constitución del Consistorio en el que el PNV mantiene su hegemonía de décadas. Tras el acuerdo de gobernabilidad alcanzado entre el PNV y el PSE-EE, similar al cerrado en la pasada legislatura, por el que se comprometen a apoyarse mutuamente en las diputaciones y municipios en los que sean la lista más votada, Juan Mari Aburto ha resultado elegido alcalde en primera votación, con los votos del PNV, que consiguió 14 escaños, quedándose a uno de la mayoría absoluta (15), y el apoyo de los 5 ediles del PSE-EE.

Por su parte, los 4 ediles de EH Bildu han votado en blanco, los 3 de Elkarrekin Podemos (Podemos, Ezker Anitza-IU, y Equo Berdeak) han apoyado a su candidata Ana Viñals y los 3 del PP han dado sus votos a su candidata Raquel González.

Tras ser reelegido primer edil, Aburto ha prometido en el salón de plenos “darlo todo” y no “defraudar en la defensa de los intereses de Bilbao”. “Hoy en este primer día de mandato, quiero volver a reivindicar el papel de la política y de los políticos, de la buena política, la que se hace gestionando con rigor, con transparencia, con absoluta dedicación por el bien general y con la responsabilidad de que se gobierna para intentar solventar las necesidades de las personas de Bilbao y también de ayudar a cumplir sus deseos, sus proyectos vitales y profesionales”, ha dicho.

En este sentido, ha manifestado que los grupos de PNV y PSE-EE comienzan a dar los primeros pasos, a la vez que dan respuesta a lo que les pide la mayoría de la sociedad bilbaína, un gobierno que “transmita estabilidad, responsabilidad, confianza, lealtad y compromiso, y que tenga claro sus proyectos: la mejora de la ciudad”.

“Tendremos que trabajar duro para responder a los retos que nos pone frente a los ojos la sociedad”, ha apuntado, entre lo que ha citado reducir el paro, la convivencia y cohesión social, y la igualdad.

“Los acuerdos entre diferentes son el camino que nos pide la sociedad vasca para avanzar y desde hoy vuelvo a tender la mano a todos aquellos grupos políticos que quieran dialogar, negociar y acordar para ensanchar los acuerdos de los que ya nos hemos dotado”, ha añadido.