El Congreso reparte los escaños sin el apoyo de PP y Cs y envía a los diputados de Vox al ‘gallinero’

Ciudadanos y Vox tienen un importante enfado por el reparto de escaños en el Hemiciclo que ha aprobado la Mesa. En concreto, han colocado a la formación que lidera Santiago Abascal en el llamado ‘gallinero’ es decir en las dos últimas filas y a Ciudadanos en la bancada central, con 24 diputados en las dos últimas filas. Se quejan de que se ha favorecido a los partidos nacionalistas e independentistas, ya que el PNV ha obtenido un lugar preferente en las dos primeras filas con tan sólo seis diputados y ERC con 15, han logrado también puestos de honor en las filas 3,4 y 5.

La portavoz en el Congreso de la formación, Inés Arrimadas, ha lamentado el reparto de escaños de la Mesa ya que su propósito era mantenerse en las filas centrales, algo que no ha ocurrido, para colocar a partidos “nacionalistas”, ha lamentado. Compartirán la mitad de la bancada que antes tenía el PP.

Así, Cs tendrá 15 asientos en el gallinero, cuando Podemos no tendrá ninguno, pese a tener 57 escaños y la formación que lidera Iglesias sólo 42. Consideran que es una muestra más de cómo va a ser la legislatura y de cómo se va a a favorecer a sus socios “populistas” y a los “nacionalistas”.

Por su parte, Vox, con 24 diputados, no ha conseguido ningún asiento fuera de las dos últimas filas, lo que han considerado un “atropello” de la Mesa en la que manda la izquierda y lo ha considerado un nuevo ejemplo de “sectarismo” frente a la “neutralidad que deberían tener”. Así lo ha considerado la secretaria general de Vox en el Congreso, Macarena Olona, quien, además, ha criticado la falta de espacio para ejercer “su función con dignidad”.

Además, en declaraciones a los periodistas tras la celebración de la Junta de Portavoces, el portavoz de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, ha anunciado que va a recurrir el acuerdo que ha adoptado la Mesa sobre la distribución de escaños.

Espinosa también ha atribuido la decisión de Pedro Sánchez de no convocar a Vox para la ronda de contactos a su intención de “aislarles”.

En la Mesa del Congreso también se ha confirmado la suspensión de los diputados independentistas presos y la petición de Junts de tener un grupo propio con 7 escaños. La Mesa considera que no cumplen con la norma en la que deben tener más del 15% en una circunscripción única para tener grupo propio.

Además, la presidenta de la Mesa ha pedido un escrito a los letrados, tras la insistencia de Cs, para estudiar los recursos de la formación naranja y del PP contra las fórmulas de acatamiento de la Constitución  que adoptaron los diputados de ERC y Junts el día de la sesión constitutiva de la legislatura.

El PP ha anunciado que están dispuestos a llegar al Tribunal Constitucional en el caso de que que se rechaza su escrito en la celebración de la próxima mesa.