México hace un gesto a Trump y enviará a 6.000 soldados a la frontera con Guatemala

El país sigue dando pasos con el objetivo de que el presidente de EEUU no imponga aranceles a las importaciones

El Gobierno de Andrés Manuel López Obrador comunicó este jueves a EEUU que enviará 6.000 efectivos de su Guardia Nacional a la frontera con Guatemala para frenar el flujo de inmigrantes centroamericanos, en lo que supone un intento de México por evitar la imposición de aranceles a sus importaciones.

El canciller mexicano, Marcelo Ebrard, se lo explicó así a la prensa a la salida de una reunión en el Departamento de Estado.

“Nosotros hemos informado al Gobierno de EEUU de que se formó en México la Guardia Nacional (…) y que la Guardia Nacional tiene la encomienda de cubrir las regiones, la coordinación de regiones que son frontera sur y les hemos explicado que son 6.000 hombres, que van a estar ahí desplegados, eso es correcto”, dijo Ebrard.

El titular de Exteriores explicó que “la Guardia Nacional va a estar en el sureste del país, va a estar en todo el país, pero va a ser prioritario en el sur del país” y que así se lo ha planteado a al Ejecutivo estadounidense durante las reuniones que ha mantenido en Washington.

Ebrard encabeza una delegación que mantiene conversaciones con funcionarios de EEUU con el objetivo de alcanzar un acuerdo sobre inmigración que convenza al presidente, Donald Trump, de no imponer aranceles del 5 % a todas las importaciones mexicanas a partir del próximo lunes.

La Guardia Nacional es un cuerpo de seguridad creado este año por López Obrador, compuesto por soldados, marinos y policías, y encabezado por un militar en retiro.

El diario ‘The Washington Post’ desveló este jueves que los dos Gobiernos están debatiendo las líneas generales de un acuerdo que haría que México incremente sus esfuerzos para frenar a los inmigrantes, al mismo tiempo que EEUU tendría mayor discrecionalidad para deportar a los centroamericanos que buscan asilo.

En concreto, ese plan bajo negociación incluiría el envío de 6.000 efectivos mexicanos a la frontera con Guatemala.

Las fuentes consultadas por ‘The Washington Post’, que son un funcionario estadounidense y otro mexicano, recalcaron que todavía no se ha llegado a ningún acuerdo y que es posible que Trump, quien está de viaje en Europa y no aterrizará en Washington hasta el viernes por la tarde, lo rechace.

Al respecto, Ebrard indicó: “Todavía no tenemos un acuerdo, hemos tenido versiones en diferentes medios de que ya tenemos un acuerdo. No tenemos un acuerdo todavía, la Administración ha presentado su punto de vista, nosotros los nuestros y bueno, así son las negociaciones”.

El canciller mexicano explicó que este viernes volverá a mantener reuniones en el Departamento de Estado y “probablemente” se verá con su homólogo estadounidense, Mike Pompeo.

Al ser preguntado si era optimista sobre la posibilidad de un acuerdo, Ebrard respondió en inglés: “Soy un hombre optimista, por eso soy el secretario de Relaciones Exteriores de México”.