Celaá niega diferencias de dificultad en la Selectividad: “Una prueba única no solventaría la situación”

Asegura que el Ejecutivo intentará "armonizar" los criterios de corrección, pero descarta imponer una prueba única de acceso a la universidad para toda España

La portavoz del Gobierno y ministra de Educación y Formación Profesional en funciones, Isabel Celaá, ha negado que existan “datos técnicos” que demuestren diferencias en la dificultad de la Selectividad entre diferentes comunidades autónomas, y ha precisado que el Ejecutivo intentará “armonizar” los criterios de corrección, pero descarta imponer una prueba única de acceso a la universidad para toda España.

“En grados de dificultad y de preguntas, los datos técnicos que tenemos no proporcionan ningún elemento de alarma, ninguno, absolutamente ninguno, y una prueba única no solventaría la situación porque empobrecería el currículum“, ha expuesto Celaá en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros celebrado este viernes en La Moncloa.

La titular de Educación en funciones ha enfatizado que la Selectividad “funciona y ha funcionado adecuadamente” como demostraría el “nivel alto de satisfacción” manifestado por “familias, alumnos y universidades”. Desde el pasado 3 de junio hasta el próximo día 14, unos 300.000 estudiantes de toda España se enfrentarán a la prueba, conocida también como Evaluación de Acceso a la Universidad (EvAU).

“Todos los años durante estas fechas se suscita una lógica preocupación por si hay diferencias entre una prueba y otra”, ha admitido Celaá para recordar que su Ministerio pretende crear un grupo de trabajo de expertos, como ya anunció esta semana, para “identificar algunos aspectos de mejora” de la Selectividad en sus criterios de corrección.

“Lo que no parece de recibo es que en unos lugares una falta de ortografía descuente del resultado mucho hasta suspender la prueba, y en otros lugares no”, ha señalado Celaá, mostrándose confiada en que este grupo de trabajo, del que no ha precisado cuándo podrá empezar a trabajar, logrará mejoras en la “armonización” de la corrección de la Selectividad en diferentes comunidades autónomas.