Marcos de Quinto y Espinosa de los Monteros, entre los diputados que no han declarado sus bienes

Abascal declara que tiene un sueldo de 55.148 euros de su partido, mientras que no posee en propiedad ninguna vivienda y únicamente tiene a su nombre un coche y una moto

El Congreso ha publicado este jueves la mayor parte de las declaraciones de bienes de los diputados salidos de las urnas en las elecciones generales del pasado 28 de abril, una vez que la Mesa de la Cámara y los letrados han dado el visto bueno. Eso sí, se trata sólo de una primera tanda de declaraciones de bienes, ya que no todas han podido publicarse al estar pendientes de algunos trámites. Es el caso de Marcos de Quinto (Ciudadanos), Joan Baldoví (Compromís), Juan José Matarí (PP) e Iván Espinosa de los Monteros (Vox), además de otros siete parlamentarios.

Sin embargo, la declaración de bienes y renta que del exvicepresidente mundial de Coca-Cola no ha sido publicada todavía porque faltan por incluir sus datos de la declaración de la renta de 2018, que tendrá lista a final de mes, según ha informado Ciudadanos.

De Quinto presentó su declaración de patrimonio ante la Cámara Baja el mismo día en que recogió su credencial como diputado, el pasado 10 de mayo, realizando “todos los trámites pertinentes”, según la formación morada. Sin embargo, este documento sigue sin aparecer en la página web del Congreso, donde este jueves se han dado a conocer las declaraciones de la mayoría de los parlamentarios.

El motivo es que, siguiendo el consejo de los letrados de la Cámara, el diputado por Madrid paralizó el proceso de la declaración de bienes hasta tener los datos de IRPF del año pasado, según ha explicado la formación naranja.

“En virtud de la máxima transparencia”, el exdirectivo de Coca-Cola ha vuelto a presentar su declaración de patrimonio este jueves, aunque siguen faltando los datos de la última declaración de la renta. El documento “se actualizará en pocas semanas, en cuanto dicha declaración esté finalizada”, han indicado.

Marcos de Quinto dijo al diario ‘El Independiente’ a principios de mayo que no tenía inconveniente en ser transparente porque todo lo que posee lo ha ganado “honradamente tras 37 años trabajando en una multinacional”, donde llegó a cobrar más de 7 millones de euros al año.

En aquel momento reconoció que probablemente sería el diputado que declarase un patrimonio mayor, pero añadió que quizá también sería el que estuviese renunciando a más dinero por ocupar un escaño.

Antes acreditarse en el Congreso, los diputados tuvieron que presentar su currículum y los datos de su declaración de la renta, así como rellenar tres formularios distintos: su relación de bienes y patrimonio; las actividades extraparlamentarias que desempeñan, con o sin retribución económica; y los intereses económicos particulares de sus últimos años.

Esta tercera declaración de intereses, instaurada al final de la pasada legislatura, obliga a los nuevos diputados a dar cuenta, por primera vez, de las empresas que han venido cobrando y de los regalos que reciben.

Este jueves, el Congreso de los Diputados ha hecho públicas en su página web la primera de esas declaraciones, la de bienes y patrimonio, mientras que las de actividades e intereses están supeditas a la revisión por parte de la Comisión del Estatuto del Diputado, cuando se constituya.

Abascal no declara ninguna casa

Una de las declaraciones que generaba más expectación era la del presidente de Vox, Santiago Abascal, que ha declarado en el Congreso percibir de su partido un sueldo de 55.148 euros, mientras que no posee en propiedad ninguna vivienda y únicamente tiene a su nombre un coche y una moto, además de dos préstamos personales por los que aún debe 13.500 euros.

La declaración de Abascal contempla un sueldo del partido algo superior a los 55.000 euros, mientras que pagó 13.200 euros de IRPF. Por su parte, asegura no poseer ninguna vivienda ni tener hipoteca y solo constan a su nombre dos vehículos: un todotereno Jeep Commander y una motocicleta BMW.

En el banco, el líder de Vox declara una cuenta corriente con 13.350 euros; aunque a la vez debe una cantidad similar (13.558 euros) por dos préstamos prestales solicitados a Bankia.

El portavoz del grupo parlamentario, Iván Espinosa de los Monteros, es el único miembro del partido que aún no ha presentado su declaración de bienes en el Congreso. Fuentes del partido han indicado que aún está abierto el plazo para aportar datos actualizados como el IRPF.

Por su parte, el secretario general de Vox, Javier Ortega-Smith, declara una retribución de 23.000 euros y haber pagado 3.200 euros en concepto de IRPF. Además, tiene en propiedad varios bienes: dos viviendas en Madrid y Asturias, el 50 por ciento de dos solares en Asturias, el 25 por ciento de un local comercial en Madrid por herencia y el 12,5 por ciento de una finca en Toledo también por herencia.

También percibió en 2018 un sueldo de Vox el diputado Manuel Mariscal, quien declara una retribución de 15.900 euros por su cargo de secretario de Comunicación. También consta en su declaración un saldo bancario de 2.200 euros, una motocicleta y 300 euros pendientes de pagar por un préstamo con una clínica dental.

Mientras, la secretaria general del grupo parlamentario, Macarena Olona, declara tener fondos en el banco por valor de 116.400 euros. Olona, abogada del Estado, registra también un sueldo de casi 75.000 euros de la empresa pública Mercasa, 8.600 euros del Ministerio de Justicia y 13.200 ingresados por un arrendamiento.

Su declaración indica que tiene en propiedad una vivienda y una plaza de garaje en El Campello (Alicante), unos 700 euros en acciones en la empresa Iberdrola y otros 2.000 euros en un fondo de pensiones; además de un coche Porsche Panamera.

Pero además, tiene concedidos dos préstamos por Bankia. Uno de 113.000 euros de los que aún debe casi 76.000 y un segundo de 80.000 euros de los que tiene 64.300 por pagar.

Por su parte, el diputado Ignacio Gil-Lázaro es el parlamentario de Vox que declara tener más dinero en sus cuentas corrientes: 261.855 euros. El exdiputado ‘popular’ asegura haber percibido 33.500 euros por trabajos por cuenta ajena y un vehículo.

En el caso de los dos militares diputados de Vox, Manuel Mestre y Agustín Rosety, ambos ya retirados, declaran una pensión de 36.600 y 34.100 euros, respectivamente.

El libro de Sánchez

Por otro lado, el presidente del Gobierno en funciones y líder del PSOE, Pedro Sánchez, ha declarado unas ganancias de 16.666 euros en concepto de derechos de autor por el libro autobiográfico ‘Manual de resistencia’, que salió a la venta el pasado mes de febrero.

Así consta en la declaración de bienes que el secretario general socialista ha presentado en el Congreso y que este jueves se ha publicado en la web de la institución junto con las del resto de los diputados.

El presidente se comprometió el día de la presentación de ‘Manual de resistencia’ a donar las ganancias que lograra por las ventas de su libro a asociaciones de personas sin hogar.

Sánchez, en el capítulo de percepciones netas, tal y como se observa en la web del Congreso, incluye 30.261,23 euros como retribución del PSOE entre enero y mayo de 2018, y adjunta 35.299,48 euros percibidos como presidente del Gobierno.

El diputado madrileño del PSOE tiene un arrendamiento que le reporta 13.871,11 euros, y es en este epígrafe, “percepciones de cualquier clase”, en el que aparecen los 16.666,66 euros obtenidos por derechos de autor.

En total, la cantidad pagada por Sánchez por IRPF asciende a 34.709,77 euros.

Tiene dos viviendas en Madrid al 50 por ciento y dos plazas de garaje, una de ellas enteramente de su propiedad, y además tres cuentas en entidades bancarias con un saldo global de más de 40.400 euros. Su plan de pensiones se sitúa en los 104.091,73 euros.

Cuenta con acciones cotizadas en Bolsa por valor de 5.856 euros y dispone de un préstamo hipotecario de 159.300 euros del que tiene pendiente de pago aún más de 90.000 euros