JxCat rechaza investir a Sánchez pero sus diputados presos lo facilitan al retener el acta

La diputada de JxCat Laura Borrás se ha reunido con el Rey dentro de la ronda de consultas que este mantiene para proponer un candidato a la investidura. Ha sido la audiencia más larga de cuantas se han celebrado hasta ahora -casi una hora de duración- y a su término Borrás ha comparecido en el Congreso y ha resumido el contenido del encuentro de esta manera: "Le he dicho que los catalanes no tenemos rey (...) Con el discurso del 3 de octubre, él fue actor de parte y, por eso, su discurso hizo que muchas personas sintieran que el rey estaba tomando parte en esta situación". Pero además, Borrás ha avanzado que los tres dilputados presos de JxCat no van a renunciar al acta de diputados.

La Mesa del Congreso, previo encargo de un informe a los letrados de la Cámara, decidió no alterar la mayoría absoluta del Congreso, que sigue establecida en 176 diputados. Ahora bien, si los tres diputados de JxCat que están en prisión provisional -Jordi Sànchez, Jordi Turull y Josep Rull- no entregan el acta como ha avanzado Borrás, la mayoría simple por la que Sánchez podría ser investido en segunda votación bajaría a 173. Es decir, el líder socialista podría ser elegido con los votos de PSOE (123), Unidas Podemos (42), PNV (6), Compromís (1) y el Partido Regionalista de Cantabria (1) y la abstención de los 2 diputados de Navarra Suma. En cuanto al voto de los otros cuatro diputados de Junts, Borrás ha transmitido al monarca que el futuro presidente ha de ser alguien dispuesto al diálogo político y a abordar el conflicto catalán en términos estrictamente políticos, abandonando la senda de “la represión”, una actitud que hoy por hoy no ve en Pedro Sánchez. Y en consonancia con esto, le ha preguntado a Felipe VI sobre su disposición a ser “árbitro y moderador” en la cuestión de Cataluña.

“Le he mirado a los ojos para decirle lo que nunca había escuchado de labios de una mujer catalana”, ha continuado explicando la diputada, quien ha asegurado que ha acudido a la Zarzuela para ser “altavoz” de los “presos políticos”. Con ese fin, ha entregado al Rey una carta de Jordi Sànchez, que no pudo verse con Felipe VI porque el Supremo no le dio permiso para salir de la cárcel. Borràs ha explicado que Felipe VI no ha entrado a “discutir” la “consideración” de ‘preso político’, pero ha añadido que “es evidente” que él no lo considera así. “Siempre se ha referido al marco de la ley, el marco constitucional y que cualquier cosa que salga del marco constitucional está fuera de la ley. Yo le he dado distintos ejemplps en los que la ley no se cumple respecto a Cataluña, incluso con el Estatut”, ha argumentado.

Borrás ha trasladado al monarca un mensaje que ayer le dio Carles Puigdemont: “Dile que me gustaba mucho más como Príncipe de Girona que como Rey de España”. “Y él ha sonreído”, ha contado Borrás. Después, en declaraciones a La Sexta, ha añadido que Felipe VI ha seguido la broma con este otro mensaje: “A mí también me gustaba más él (Puigdemont) como alcalde de Girona que como presidente de la Generalitat”.

Por cierto que en esas mismas declaraciones, Borrás ha explicado que Martì l’ Humà, Martín I de Aragón o Martin el Humano -1356-1410-, es el último rey que reconocen ‘los catalanes’. Y es que la diputada se ha referido en todo momento al conjunto de los ciudadanos de su comunidad como si todos practicaran su mismo independentismo militante. Ha esquivado responder sobre la evidente contradicción que supone no reconocer al monarca y sin embargo acudir a su convocatoria para participar en esta ronda de consultas. De hecho, el otro partido independentista que gobierna en Cataluña, ERC. ha declinado enviar un representante a reunirse con Felipe VI.

Laura Borrás también ha aprovechado sus sucesivas comparecencias ante los medios para desmarcarse de una declaración de la consejera de Agricultura, Ganadería y Pesca, Teresa Jordà, quien ha afirmado en ‘Ser Catalunya’ que los políticos presos condicionan al gobierno legítimo de “manera extrema”. Jordá ha afirmado que “leer no puede hacer que perdamos la capacidad de escribir. No quiere decir que nos olvidemos de ellos, pero hay momentos en los que, seguramente, hay que aparcarlo. Es una opinión muy personal, pero seguramente nos haría avanzar, que es lo que necesita el país”. La diputada de JxCat ha avisado de que no conoce el contexto en el que se ha producido la reflexión de Jordá pero que en cualquier caso no la comparte porque para ella es un asunto “nuclear” y uno de los motivos por los que, siendo independiente y no militando en ningún partido, está ahora representando a los posconvergentes en el Parlamento nacional.

Borrás ha sido finalmente la representante elegida por JxCat para acudir a la Zarzuela después del intento de esta fuerza política para que ese lugar lo ocupara Jordi Sànchez, en prisión provisional por el “procés”. El Tribunal Supremo no dio el permiso solicitado para ello por los abogados de Sànchez al considerar que en este caso no concurrían los motivos que prevé la ley y que era “perfectamente sustituible” por cualquier otro miembro de su candidatura.

La duración de la reunión con la diputada catalana ha obligado a retrasar la que tenía Felipe VI a continuación con Jaume Asens, de En Comú Podem, ya que estaba fijada a las 10:45 y le ha recibido poco antes de las 11:00 horas. En principio, la agenda de esta ronda de contactos del rey fija tres cuartos de hora para cada una de sus entrevistas. Borrás ha acudido a Zarzuela con un broche amarillo en forma de mariposa y una pulsera del mismo color en apoyo a los dirigentes independentistas en prisión.

RELACIONADO