Iglesias asegura tras ver al Rey que ‘desde hace dos semanas no hay ningún contacto con Sánchez’

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha reconocido este jueves que no hay contacto con Pedro Sánchez para negociar un gobierno de coalición desde hace dos semanas y ha apuntado que España necesita estabilidad por lo que "no hay tiempo que perder". No obstante, ha matizado que le toca al candidato socialista iniciar esos contactos.

En rueda de prensa tras la reunión que ha mantenido con el Rey en el Palacio de la Zarzuela, Iglesias ha señalado que no concibe que Sánchez llegue a una investidura “sin tener cerrados los apoyos”, pues considera que a un debate parlamentario de ese calado se llega “con los deberes hechos”. Este comentario, en el que Iglesias ha insistido un par de veces, ha sonado a justificación de la jugarreta que Podemos le hizo a Sánchez en 2016, cuando mantuvo hasta el último minuto la incógnita sobre si finalmente la apoyaría y finalmente no lo hizo, propiciando la primera investidura fallida de la historia. Sobre la ausencia de contactos de cara a esta nueva investidura del líder socialista, Iglesias ha puntualizado que se refería a los que deben producirse entre el candidato y él mismo. Y es que previamente, el representante de En Comú Podem, Jaume Asens, que también ha despachado con el Rey, ha desvelado que sí ha habido “intercambio de opiniones”, aunque sin que ello implique una “negociación” a nivel formal.

Iglesias, por otra parte, ha propuesto cuatro paquetes con medidas económicas para iniciar la negociación con el PSOE para la formación de un gobierno que, según ha insistido, tendrá que ser de coalición. A su juicio, esa es la única forma de garantizar que Pedro Sánchez no mire después hacia Ciudadanos. “Solo se puede garantizar que haya políticas progresistas desde el Consejo de Ministros”, ha señalado y ha añadido: “Nadie puede imaginar que un Gobierno en solitario del Partido Socialista no se acabará apoyando en Ciudadanos o el PP. (…) Si esto no ocurre es básicamente porque Albert Rivera no quiere”. El líder de Podemos ha insistido en que “lo primero no es hablar de ministros” sino de programa, pero se ha mostrado convencido de que el PSOE no vetará los nombres propuestos por su formación.

Sobre este mismo asunto, Asens ha indicado que hay diferentes tipos, desde el reparto de ministerios a una vicepresidencia, o también puede pasar por acuerdos “con la designación de cargos de instituciones, como Secretarías de Estado”. De momento, “los nombres concretos no están sobre la mesa”, ha añadido, sino que primero es necesario un acuerdo sobre el programa y también ha reclamado que se concrete antes de la investidura cómo se materializa el diálogo con Cataluña y no se deje para después de que el Gobierno esté constituido, como plantean los socialistas.

Durante el encuentro con el rey, el diputado de En Comú le ha trasladado sus críticas por el discurso que realizó el 3 de octubre, en el que considera que “perdió la neutralidad” y se “puso en marcha la maquinaria represiva” que ha derivado en la actual situación. Y ha lamentado que Felipe VI “no ha manifestado en ningún tipo de autocrítica sobre ese discurso y ha defendido su contenido”.

También le ha trasladado “algunas opiniones y peticiones” de los políticos independentistas presos, tras la visita que realizó el miércoles a la cárcel madrileña de Soto del Real, como la de una reunión con la plataforma Somos el 80 %. En todo caso, ha considerado que el monarca “ha sido en todo momento muy amable y cordial” y ha demostrado que está informado del lo que pasa en Cataluña, aunque su postura es “claramente divergente” a la de En Comú Podem.