Garzón niega cualquier vinculación con el proyecto de Villarejo para frenar una extradición a Guatemala

El ex magistrado Baltasar Garzón ha difundido un comunicado en el que niega haber tenido cualquier relación con el proyecto del comisario jubilado y en prisión provisional José Manuel Villarejo para impedir la extradición a Guatemala del naviero español Ángel Pérez Maura.

En el sumario de actuaciones de esta pieza separada del caso Villarejo al que ha tenido acceso Europa Press, consta la transcripción de varias reuniones en las que el comisario se refiere a Garzón como “el Mago”, estando “plenamente identificado” por los investigadores que el mote se refiere a él.

En esas conversaciones Villarejo asegura estar cerrando la contratación de sus servicios para frenar esa extradición y “estrangular” la acusación en Guatemala aprovechando la influencia allí del ex magistrado, que da por sentada.

Sin embargo, el único audio transcrito en esta primera parte de la causa en el que sí aparece Garzón no aborda este asunto: Se trata de un breve intercambio entre él y Villarejo en el que el primero dice haber contactado al abogado del segundo porque no se fía de él y quiere que “se informe objetivamente” de “cómo están” sus “cosas”. “Porque como tú siempre dices que todo está bien y no nos quieres preocupar a los amigos, pues”, añade.

Tampoco consta en los primeros siete tomos de la causa que han trascendido prueba de que se materializase ese supuesto encargo al ex magistrado o que este llegase a involucrarse en el proyecto al nivel que Villarejo ‘vendía’ a sus clientes, a quienes habría cobrado al menos un millón de euros más de lo inicialmente previsto a cuenta de esta presunta subcontratación.

El despacho de abogados de Garzón, Ilocad, incide en que cuanto decía Villarejo al respecto, es falso, empezando por la reunión que aseguró a sus clientes haber mantenido con el ex magistrado, fiscales y el responsable de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICG) en la sede de la Audiencia Nacional.

“Desde el 15 de mayo de 2010, el señor Baltasar Garzón no ha vuelto a poner los pies en el edificio”, dice el comunicado, en el que el ex magistrado añade: “Jamás ha tenido reunión alguna con el comisionado de la CICIG de Guatemala, el juez Iván Velasquez, ni para este tema ni para ningún otro, ni en Madrid ni en cualquier otro lugar del mundo”.

Asegura además que Garzón “no conoce al señor Pérez-Maura, con quien no ha hablado en su vida, con quien no ha tenido trato ni directa ni indirectamente, ni ha tenido conocimiento del asunto durante el tiempo en el que se desarrolló, ni supo quien o quienes participaron en el mismo”.

En la misma línea, afirma que “ninguna gestión se ha hecho por el señor Baltasar Garzón ni por nadie del despacho profesional que dirige, en relación con la extradición del señor Pérez-Maura” y que de hecho, desconocen “cualquiera de los trámites o gestiones que se hayan hecho o podido realizar en relación a ese asunto, que es ajeno” a Ilocad.