La caída de la fertilidad pudo provocar la extinción de los neandertales

La caída de la fertilidad entre las hembras jóvenes neandertales, sumada a un incremento de la mortalidad infantil, pudo ser la causa de la extinción de esta especie, según los autores de un estudio basado en el análisis demográfico.

El informe, dirigido por la investigadora de la Universidad de Aix-Marsella Anna Degioanni y publicado en la revista científica PLOS ONE, analiza datos empíricos sobre la demografía de esta especie.

Frente a hipótesis que sostienen que los neandertales se extinguieron por una enfermedad o por el efecto del cambio climático, los autores abren una nueva línea de investigación que apunta al descenso de su fertilidad.

Para ello, crearon un modelo de población neandertal que les permitió explorar factores demográficos que podrían haber provocado una disminución de las poblaciones y la extinción de la población durante un período de entre 4.000 y 10.000 años, compatible con la historia conocida de esa especie.

El estudio relaciona elementos demográficos de referencia en su extinción, como la supervivencia, la migración o las tasas de fertilidad, basados en datos de grupos de cazadores-recolectores modernos y grandes simios existentes, además de algunos datos empíricos sobre los propios neandertales procedentes de estudios anteriores.

Con esos parámetros, concluyeron que si las tasas de fertilidad de las jóvenes neandertales caían un 2,7 %, la especie se habría extinguido en 10.000 años.

Su fin se habría producido en 4.000 años con un descenso de la fertilidad del 8 %.

Pero si a eso se añade un aumento de la mortalidad infantil, solo una reducción del 0,4 % de la fertilidad habría bastado para que los neandertales desaparecieran en 10.000 años.

Los autores sostienen que no buscan explicar los motivos de la desaparición de esa especie, sino explorar posibles escenarios que llevaron a su extinción.

Pero sostienen que es el primer estudio que utiliza datos empíricos para sugerir que pequeños cambios demográficos, como una reducción de la fertilidad o un aumento de la mortalidad infantil pudieron conducir a su desaparición.