Vox se desinfla desde el 28-A y pierde la mitad de sus votantes en tan solo un mes

Vox, el partido encabezado por Santiago Abascal, que en las elecciones generales logró entrar en el Congreso con 24 escaños y casi 2,7 millones de votos, ha perdido la mitad de su respaldo en apenas un mes, si bien los resultados obtenidos este domingo le van a permitir acceder al Parlamento Europeo con tres diputados y será llave para la formación de gobierno en numerosas capitales de provincia y, sobre todo, en el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid,

En los comicios del pasado 28 de abril, Vox logró 2.677.173 votos, un techo electoral que ha caído en 1.306.767 papeletas en las elecciones europeas celebradas hoy, que le han aportado 1.370.406 sufragios y el 6,21 por ciento de los sufragios en toda España.

Continúa, eso sí, como quinta fuerza política por detrás de Podemos, formación que pierde un punto porcentual respecto a las elecciones generales, al quedarse con el 10,06 por ciento, mientras el partido de Abascal se deja cuatro puntos en estos comicios.

Si se comparan los resultados de la fuerza de extrema derecha respecto a los obtenidos hace cuatro años, cuando concurrió a las elecciones europeas, ha multiplicado por cinco sus apoyos, ya que en 2014 logró 245.635 votos y ningún representante en la Eurocámara.

Del mismo modo, ha conseguido pasar de los 22 concejales que tenía en unos pocos municipios españoles a acumular 530 representantes en muchos ayuntamientos a los que ha accedido por primera vez, cinco de los cuales por mayoría absoluta.

Sin embargo, el ambiente ha ido animándose con los datos de los municipios y los primeros aplausos han comenzado a oírse cuando se ha confirmado que Manuela Carmena perdía el Ayuntamiento de Madrid y los cuatro concejales de Vox serían decisivos para la Alcaldía del ‘popular’ José Luis Martínez-Almeida.

No ha sido hasta entonces, ya a la una de la madrugada, cuando han llegado a la sede los líderes del partido para celebrar unos resultados que han calificado de “históricos” y avisar de que la formación venderá caro su apoyo, haciendo “valer” sus votos en las negociaciones y sin aceptar fórmulas como la de Andalucía, donde el PP negoció con Ciudadanos y con ellos por separado la investidura.

Abascal ha asegurado que sus votos también serán clave en el 30 por ciento de capitales de provincia y ha citado los ayuntamientos de Burgos, Almería, Santander, Badajoz, León, Jaén, Guadalajara, Palencia, Teruel, Zaragoza, Alicante, Córdoba, Granada y Madrid.

La irrupción de Vox en el panorama político español tuvo su punto de inflexión el pasado 7 de octubre, cuando consiguió llenar el Palacio de Vistalegre de Madrid en un multitudinario acto al que asistieron más de 10.000 personas.

Y el primer reflejo de este éxito en las urnas fue en diciembre del pasado año en las autonómicas de Andalucía, donde pulverizó todos los pronósticos logrando doce diputados que, además, fueron imprescindibles para la elección del ‘popular’ Juan Manuel Moreno como presidente de la Junta.

Sin embargo, la formación nació años antes, en diciembre de 2013 con su registro como partido político en el Ministerio del Interior. Las primeras elecciones a las que se presentó fueron los comicios al Parlamento Europeo de 2014, en los que su candidato fue el exdirigente del PP Alejo Vidal-Quadras, quien meses después se daría de baja de la formación.

En aquellas elecciones, Vox se quedó fuera de la Eurocámara con el 1,56 por ciento de los votos emitidos, aunque ya fue el primer partido extraparlamentario. Este domingo, con el abogado del Estado Jorge Buxadé como candidato, ha logrado un 6,21 por ciento y “multiplicado por seis sus votos”, según ha destacado su ‘número uno’.

Un año después, en las elecciones autonómicas de 2015, el partido de Abascal no consiguió representación en ningún Parlamento regional, obteniendo sus mejores resultados en Madrid (1,17 por ciento) y Ceuta (1,22 por ciento).

Frente a esto, Vox ha conseguido entrar este domingo en los parlamentos de Madrid, Murcia, Castilla y León, Cantabria, Aragón, Asturias, Baleares, Andalucía y Ceuta y Melilla. Pero más importante aún, será clave para la suma de gobiernos con PP y Ciudadanos en Madrid, donde ha tenido un 8,82 por ciento, Murcia, con el 9,46 por ciento, y las dos ciudades autónomas.

Además, en las municipales 2015 obtuvo un total de 22 concejales en toda España frente a los 530 que ha sumado este domingo, según los datos del Ministerio del Interior, que apunta además que ostenta mayoría absoluta para tener la Alcaldía en cinco municipios.