El último acto oficial de Juan Carlos I fue el pasado día 17 en El Escorial

La última actividad institucional protagonizada por el Rey Juan Carlos tuvo lugar el pasado día 17 en el Monasterio de El Escorial con motivo de la entrega de II Premio Órdenes Españolas, donde dirigió las que probablemente sean sus últimas palabras en su acto oficial.

“Me siento muy feliz de estar entre vosotros en este incomparable marco del Monasterio de El Escorial. Os agradezco de corazón el cariño con que me habéis recibido y sabéis que podéis contar siempre con mi apoyo y cercanía”, afirmó Juan Carlos I ante los asistentes al acto, en su mayoría representantes de las órdenes militares de Santiago, Calatrava, Alcántara y Montesa y miembros de la nobleza.

El Palacio de la Zarzuela ha anunciado este lunes la retirada de la vida pública de don Juan Carlos y su deseo de dejar de desarrollar actividades oficiales desde el próximo 2 de junio, cuando se cumplen cinco años de su abdicación.

El anterior jefe del Estado no tiene programado esta semana ningún acto, por lo que el que protagonizó en el Monasterio de El Escorial podría haber sido el último de su trayectoria institucional.

En presencia de la ministra de Justicia en funciones, Dolores Delgado, don Juan Carlos entregó el galardón al historiador vallisoletano Miguel Ángel Ladero.

Al término de aquel acto, el anterior jefe del Estado estuvo conversando durante largo rato con los invitados con aspecto sonriente y relajado.

Tres días antes, Juan Carlos I protagonizó otra actividad institucional en el Palacio de el Pardo de Madrid junto a su hijo, Felipe VI, con motivo de la reunión anual del patronato de la Fundación Cotec.

Una semana antes, también junto al Rey, participó en Nápoles (Italia) en la XIII cumbre de Cotec Europa con el presidente italiano, Sergio Mattarella, y el de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa.

El día 11, Juan Carlos I y la Reina Sofía acudieron a la capilla ardiente del exvicepresidente del Gobierno y exlíder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, instalada en el Congreso.

Su última aparición pública tuvo lugar el pasado miércoles, día 22, en la plaza de toros de Las Ventas para presenciar una corrida de la feria de San Isidro junto a su hija, la infanta Elena. Ese día, don Juan Carlos apareció con dos apósitos, uno en la cara y otro en el cuello, aunque desde Zarzuela no se dio ninguna explicación.

Sí se informó el pasado 22 de marzo de que el Rey había sufrido un derrame provocado por una leve intervención a la que se sometió días antes para quitarle una mancha en la piel.

Ese día, el anterior jefe del Estado presidió la gala de presentación de las corridas de San Isidro y se le vio con un fuerte hematoma en el ojo izquierdo causado por el derrame.