Críticos de Podemos piden la salida del dúo Iglesias-Montero: “La dirección está acabada”

Sectores críticos de Podemos han pedido este lunes la dimisión del secretario general, Pablo Iglesias, y de su 'número dos', Irene Montero, tras la debacle electoral de la formación en las municipales, autonómicas y europeas, y exigen la celebración de una asamblea ciudadana (un Vistalegre III) para elegir una nueva dirección nacional.

Fuentes consultadas por Europa Press señalan que la dirección de Podemos “está acabada” y que la refundación se va a hacer lo quieran o no. No obstante, han advertido del riesgo de que ahora “se pongan en plan resistencia” porque eso llevaría a la paulatina desaparición de este espacio político.

En este sentido, apuntan que de la comparecencia de Iglesias este lunes en la sede de Podemos, y de la entrevista posterior en la Sexta, se deduce que por su parte no hay intención de consultar con los inscritos a cerca de si debería dimitir o no. “Sabe que si lo pregunta, pierde seguro”, añaden. Iglesias ha señalado que su cargo está a disposición de los escritos pero no ha concretado ninguna fecha para una hipotética consulta.

Así, exigen que dado que “preguntan a los inscritos hasta por la vajilla que van comprar”, en relación a la consulta que hicieron sobre la compra del chalé de Galapagar por parte de Montero e Iglesias, lo normal es que ante este panorama que se abre tras el ciclo electoral vuelvan a preguntar.

No obstante, opinan que “están enrocados” y no han sabido leer que en España hay tres realidades: “la derecha, la que niega a España (por los independentistas), y una tercera que es la España progresista y feminista que está orgullosa del país”. “Eso Podemos no lo ha leído bien”, indican, para matizar que el PSOE en cambio sí que lo ha visto.

Lamentan además que el resultado de las europeas (con siete eurodiputados) les ha dejado al nivel de la Izquierda Unida de la que decían que era un partido “acomodado”, y subrayan que si los resultados no tienen consecuencias, “traicionarán al espíritu del 15-M”.

Estas mismas fuentes apuntan a que hoy por hoy es muy difícil entrar en un gobierno de coalición con el PSOE y ven en la insistencia de Iglesias por lograrlo, “la desesperación del que mendiga”. “Es más probable que se decanten por la gobernabilidad variable”, opinan, para añadir que con esto, “el tiempo de Iglesias toca a su fin en Podemos”.

Además, señalan que la estrategia de Íñigo Errejón de salir de la candidatura de Podemos y crear la plataforma Más Madrid le ha salido bien, y apuntan que posiblemente, el que fuera cofundador de la formación ‘morada’ quiera avanzar en el proyecto y lanzarlo a nivel estatal.

Situación análoga en IU

Por su parte, la Coordinadora de Militantes Independientes de Izquierda Unida (IU) exige que se celebre una asamblea extraordinaria en el seno de la formación para debatir sobre el fracaso de la estrategia electoral y para decidir si continúan con el modelo de confluencia con Podemos. Según señalan en un comunicado, ante la propuesta de la coordinadora federal de profundizar en la integración orgánica con Podemos, exigen la celebración de esa asamblea para tomar una decisión en el marco adecuado y tras “un debate sosegado desde las bases”.

En este sentido, indican que en esta ocasión, no se pueden tomar decisiones apresuradas en órganos de dirección ni a través de “referendums informáticos”. “Es necesario el debate sosegado, abierto y tranquilo en una asamblea presencial”, ha recalcado Ricardo Sixto, miembro de este colectivo de Independientes de IU.

A su juicio, “los teóricos del nuevo espacio político de la izquierda” deben hacer una “enorme autocrítica” tras el fracaso electoral, y recuerda que esa estrategia de confluencia con el partido ‘morado’ está llevando “a la destrucción de lo existente sin ningún recambio previsible”.

Para los Independientes de IU, el resultado de las municipales es el peor de la historia de la organización, y solo salvan ciudades como Zamora, donde se han alzado con la alcaldía, porque han trabajado la candidatura desde “un perfil propio y claro como IU”.

“El proyecto llevado hasta ahora y la confluencia con Podemos ha sido rechazada por el electorado en esta cita electoral”, dicen, para añadir que “siguen empeñados en un modelo de confluencia que ha fracasado convocatoria tras convocatoria”.

A su juicio, los resultados son fruto del desapego de los votantes y militantes hacia la estrategia liderada por el coordinador federal, Alberto Garzón, y por su líderes autonómicos. “Ha dejado a la izquierda sin referentes, el pacto de los botellines ha sido un fracaso”, lamentan.

A estas críticas se ha sumado el que fuera coordinador federal de IU, Cayo Lara, quien en su cuenta personal de Twitter ha indicado que “dimitir y pasar a segundo plano es lo que suele hacer la gente seria cuando equivoca el rumbo”. “Pero eso lo hace la gente seria”, concluye.