Le Pen le gana el pulso a Macron y el Partido del Brexit de Farage barre en Reino Unido

Merkel gana en Alemania con su peor resultado, Salvini logra una victoria contundente en Italia y el descalabro de Syriza provoca el adelanto electoral en Grecia

Las elecciones europeas han traído resultados decepcionantes para los partidos en el gobierno en Francia y Alemania, considerados los dos motores de Europa, pero todo lo contrario para el primer ministro español, Pedro Sánchez, cuya clara victoria catapulta a los socialistas españoles a un mayor protagonismo en la UE.

En Francia, la ultraderechista Agrupación Nacional (RN), presidida por Marine Le Pen, ganó las elecciones europeas, por delante de La República en Marcha, la formación del presidente del país, Emmanuel Macron.

Le Pen instó a Macron a disolver la Asamblea Nacional y a convocar elecciones legislativas “para conocer la verdadera opinión del país”.

La extrema derecha ya había ganado las europeas en 2014, pero en esta ocasión su triunfo ha venido acompañado, además, del hundimiento de los partidos tradicionales: conservadores y socialistas. Otra sorpresa la protagonizan los Verdes, que se colocan en tercer lugar, y superan al partido conservador Los Republicanos, segunda fuerza política en el Parlamento.

Merkel gana con una notable caída de votos

Los conservadores de la canciller, Angela Merkel, se mantienen como primera fuerza en Alemania, pero con una notable caída de votos y en medio del fuerte ascenso de Los Verdes, que superan a los socialdemócratas.

Se trata de un revés para la coalición de Merkel, integrada por la Unión Cristianodemócrata (CDU) y la Unión Socialcristiana de Baviera (CSU), y con el Partido Socialdemócrata (SPD) como socio, que una vez más sale vapuleado de las urnas y cae casi doce puntos respecto a las anteriores europeas.

El bloque de la CDU/CSU acudía con el líder del Partido Popular Europeo (PPE), el bávaro Manfred Weber, como cabeza de lista común y aspirante a la presidencia de la Comisión Europea.

Salvini se impone con claridad en Italia

La Liga de Matteo Salvini ha sido la fuerza más votada en Italia en estas elecciones europeas, con más del 32 por ciento de los votos, mientras que su socio de gobierno, el Movimiento 5 Estrellas (M5S) ha sufrido un duro revés al verse relegado a la tercera plaza con algo menos del 17 por ciento de los votos.

El partido derechista consigue así casi duplicar el 17 por ciento obtenido en las elecciones generales de 2018, si bien ha visto como su ventaja se ha reducido en la recta final, ya que los sondeos llegaron a darle cerca del 40 por ciento de los votos. En el caso del M5S, los sondeos le auguraban un resultado en torno al 22 por ciento, pero finalmente ha caído casi seis puntos más.

La tensión entre los dos partidos ha ido en aumento en las últimas semanas, con choques de declaraciones casi diarios entre los principales exponentes de los mismos, si bien Salvini ha expresado su intención de mantener la coalición de Gobierno ya antes de los comicios.

El también ministro del Interior ha convertido en primera fuerza política del país a la Liga, creada en 1991 por Umberto Bossi agrupando a distintas fuerzas de la parte septentrional del país con un marcado carácter federal e incluso secesionista y que solo en las últimas elecciones abandonó el apellido de “norte”.

Salvini no ha tardado en recurrir a su cuenta de Twitter para celebrar el resultado. “Gracias”, ha escrito, acompañando su mensaje con una foto suya en la que se le ve mostrando una pancarta en la que se lee “primer partido de Italia, gracias”.

Tsipras sufre un descalabro en Grecia

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, es uno de los grandes derrotados de la noche. Ante la clara victoria de la conservadora Nueva Democracia, que ganó con nueve puntos de ventaja sobre Syriza, y en una jornada en la que también se celebraban comicios locales y regionales, con descalabros similares, Tsipras optó por no disimular la gravedad de lo ocurrido a su partido y no esperó hasta el final regular de la legislatura en otoño.

“En cuanto se haya celebrado la segunda vuelta de los comicios regionales locales y regionales (el próximo domingo), pediré al presidente que convoque inmediatamente elecciones”, anunció Tsipras tras conocerse los resultados, que daban a Syriza el 24 % de los votos frente al 33 % obtenido por Nueva Democracia.

Tsipras había convertido estos comicios en una moción de confianza sobre su plan de alivio social, y la respuesta fue negativa.

“Queremos que la gente decida si quiere continuar el plan destinado a apoyar a una mayoría o si quiere regresar a la oscuridad de la austeridad”, añadió Tsipras quien recogió así el guante que le había arrojado previamente el vencedor de los comicios, el líder de Nueva Democracia, Kyriakos Mitsotakis.

Sube la ultraderecha en Suecia

El Partido Socialdemócrata del primer ministro, Stefan Löfven, ganó las elecciones europeas en Suecia con algo más de una cuarta parte de los votos, en unos comicios en los que la ultraderecha fue la fuerza que experimentó una mayor subida y quedó tercera.

Los socialdemócratas mantienen sus cinco eurodiputados, por delante del Partido Conservador, que ganó un eurodiputado y suma cuatro. El resultado provisional coloca al ultraderechista Demócratas de Suecia como tercera fuerza, condición que ya ostenta en el Parlmento sueco.

El Partido del Brexit arrasa en Reino Unido

En el Reino Unido, el Partido del Brexit del populista Nigel Farage ha arrasado en las elecciones, según los primeros resultados, que otorgan a la formación antieuropea el 33 % de los votos, seguido de los proeuropeos del Partido Liberal Demócrata.

El avance de la formación de Farage se interpreta como un mensaje de que el país, que se encuentra en pleno proceso del Brexit, quiere abandonar definitivamente la Unión Europea.

El Reino Unido se ha visto obligado a participar en estos comicios pese a que abandonará el bloque comunitario, como muy tarde el 31 de octubre, por lo que los eurodiputados elegidos en estas elecciones abandonarán sus escaños en el Parlamento europeo tan pronto se materialice la desconexión.

Aplastante victoria de Orbán en Hungría

El partido Fidesz del primer ministro de Hungría, Viktor Orbán, logró una aplastante victoria en las elecciones europeas con el 52,1 % de los votos, con lo que se hará de 13 de los 21 escaños del país en la Eurocámara, frente a los 12 que tiene actualmente.

Ese resultado aumenta el peso del Fidesz en la Eurocámara, algo que puede tener mucha importancia cuando decida a qué familia política se une en el Parlamento Europeo.

El Partido Popular Europeo (PPE) suspendió el pasado marzo a Fidesz por considerar que sus políticas antiinmigración y poco respetuosas del Estado de derecho violan los valores de esa familia política, aunque no lo expulsó.

Desde entonces se espera que Orbán decida si mantiene a su partido en el PPE o se acerca a la alianza de fuerzas ultranacionalistas que encabeza el viceprimer ministro italiano y líder de la ultraderechista Liga, Matteo Salvini.

Los nacionalistas también ganan en Polonia

El partido nacionalista-conservador Ley y Justicia (PiS), fuerza gobernante en Polonia, ganó las elecciones en Polonia, lo que los convierte en favoritos para las generales.

El PiS obtendría el 42,4% de los votos, mientras que la Coalición Europeísta, una amalgama de partidos de diferente ideología liderada por la fuerza de centro-derecha Plataforma Ciudadana, creada ex profeso para enfrentarse a Ley y Justicia en estos comicios europeos, habría obtenido el 39,1%.

Pese al bloque en su contra y a las continuas críticas que sus reformas han merecido desde Bruselas, PiS habría obtenido los mejores resultados en su historia, muy superiores a los obtenidos en las pasadas europeas. 79.