Salvini logra una contundente victoria en Italia, según los sondeos

El Movimiento 5 Estrellas habría quedado relegado finalmente a la tercera plaza, con entre el 18,5 y el 22,5 por ciento de los votos

La Liga de Matteo Salvini ha sido la fuerza más votada en Italia en estas elecciones europeas, en las que habría obtenido entre el 27 y el 31 por ciento de los votos, según el sondeo a pie de urna de la cadena pública RAI.

El partido derechista consigue así casi duplicar el 17 por ciento de los votos obtenido en las elecciones generales de 2018, si bien ha visto como su ventaja se ha reducido en la recta final, ya que los sondeos llegaron a darle cerca del 40 por ciento de los votos.

Por su parte, su socio de coalición, el Movimiento 5 Estrellas (M5S) habría quedado relegado finalmente a la tercera plaza, con entre el 18,5 y el 22,5 por ciento de los votos, sin mejorar así el resultado del 21,2 por ciento obtenido en 2014.

La tensión entre los dos partidos ha ido en aumento en las últimas semanas, con choques de declaraciones casi diarios entre los principales exponentes de los mismos, si bien Salvini ha expresado su intención de mantener la coalición de Gobierno.

No obstante, tras haber convertido en primera fuerza política del país a la Liga, creada en 1991 por Umberto Bossi agrupando a distintas fuerzas de la parte septentrional del país y que solo en las últimas elecciones abandonó el apellido de “norte”, el también ministro del Interior podría querer forzar elecciones para gobernar en solitario o con él como primer ministro.

Por su parte el Partido Democrático (PD) habría quedado en segunda posición, con entre el 21 y el 25 por ciento de los votos, alejado del contundente resultado que obtuvo la formación en 2014, cuando se hizo con el 40,8 por ciento de los votos en las elecciones que sirvieron para refrendar a Matteo Renzi, entonces primer ministro.

Por otra parte, con entre el 8 y el 12 por ciento obtenido por Forza Italia, estas elecciones supondrán la vuelta a la política de Silvio Berlusconi, que a sus 82 años encabezaba la lista del partido de centro-derecha tras haber cumplido la condena que le inhabilitaba para ocupar cargos políticos.