Sánchez apela a la movilización para un ‘cambio’ que ‘sólo puede y sabe gobernar el PSOE’

El PSOE ha puesto este viernes el broche final a su campaña para las municipales, autonómicas y europeas de este domingo en Madrid, comunidad en la que tienen posibilidades de gobernar con su candidato, Angel Gabilondo. "El cambio puede llegar, pero el cambio sólo lo sabe gobernar el PSOE", ha remarcado el presidente del Gobierno en funciones y líder del partido, Pedro Sánchez, en el mitin de cierre de la campaña ante unas 2.500 personas congregadas en el Auditorio Pilar García Peña (distrito de Hortaleza) para arropar a Gabilondo y al candidato a la alcaldía de Madrid, Pepu Hernández, con menos posibilidad de ganar, pero que podría ser determinante para asegurar un nuevo mandato de la actual alcaldesa, Manuela Carmena. No se lo han querido perder hasta cinco ministras del Gobierno en funciones: Nadia Calviño, Dolores Delgado, Isabel Celaá, Reyes Maroto y Teresa Ribera.

Sánchez ha pedido el voto para el PSOE en las autonómicas de Madrid no sólo por la oportunidad de cambio, sino porque considera que es una “responsabilidad acabar con más de 30 años de corrupción del PP”.

Pero también ha advertido del riesgo de involución que representa el proyecto de las tres derechas de PP, Ciudadanos y Vox, que ponen en cuestión la conquista de las libertades de estos 40 años de democracia, que piensan en los inmigrantes como “ciudadanos de segunda” o que “plantean construir fronteras mentales y físicas”.

“Avanzar”, como propone el PSOE, “es lo que ponen en cuestión las fuerzas reaccionarias”, con las que ha querido marcar distancias Sánchez, para quien “convivir significa que España es patria de todos y no de los que se manifestaron en la plaza de Colón” ni de aquellos que “confunden patria con patrimonio que se llevan a paraísos fiscales”.

En una apelación directa a una gran movilización el 26 de mayo, similar a la que se produjo el 28 de abril, Sánchez ha advertido a los madrileños de que la justicia social por la que él apostará al frente del Gobierno español no se alcanzará de manera tan rotunda si en Madrid sigue un Gobierno que “apueste por la privatización de los centros de atención primaria” en la sanidad.

El Ejecutivo español también necesitará de gobiernos autonómicos y municipales que remen en la misma dirección a la hora de impulsar un parque público de viviendas para favorecer la emancipación de la gente joven y para las ayudas a la atención de las personas dependientes.

En un alarde de optimismo, Sánchez se ha mostrado confiado de que tanto a Gabilondo como a Pepu Hernández vayan a votarles hasta gente de derechas que piensan que “no hay derecho a estas tres derechas” que sufren en España.

Borrell: “La UE, en riesgo de desaparición”

Sánchez ha estado precedido en el uso de la palabra por el cabeza de lista a las europeas, Josep Borrell, que ha alertado del riesgo de que la UE desaparezca en “un mundo de gigantes” dentro de 20 años, como teme hasta el 40 por ciento de los europeos.

Para evitarlo, Borrell no ve otra alternativa que seguir profundizando en la construcción política de Europa porque “la no Europa no es una opción”. “Si no la hacemos seremos irrelevantes en el mundo”, además del riesgo de perder los tres rasgos más identificados de la civilización europea, esa “combinación de libertad política, con progreso económico y solidaridad social”.

Frente a las fuerzas populistas y eurófobas que aspiran a recuperar soberanía para los Estados nación, Borrell no tiene dudas de que la UE es “la única forma de sobrevivir” de los países europeos en un mundo dominado por “países de escala continental” como EEUU, China o la emergente India.

Para garantizar la supervivencia de la UE, Borrell ha llamado la atención sobre la imperiosa necesidad de avanzar en la Europa social porque “no se puede pedir a quien no llega a fin de mes que se preocupe por el fin del mundo”.

“Los ciudadanos de Europa tienen que sentirla. Europa tiene que ser popular para evitar ser populista. Tiene que combinar la lucha contra los desafíos globales con la lucha contra las injusticias sociales”, ha subrayado.

Gabilondo: “Busco una mayoría efectiva para transformar la sociedad”

El candidato a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo, ha manifestado que no se conforma con menos que lograr ser la primera fuerza más votada y aglutinar “una mayoría efectiva para transformar y reformar la sociedad”.

“Me dirijo a todos los madrileños y madrileñas y les convoco a lograr una mayoría de progreso para reformar y transformar, modernizar e impulsar la Comunidad de Madrid”, ha clamado Gabilondo ante las más de 3.000 personas que se han congregado en el Auditorio Pilar García Peña del Parque Pinar del Rey, en Hortaleza, según la organización.

Gabilondo ha defendido que solo la propuesta socialista de lucha contra la desigualdad a través de políticas públicas puede “parar esta ofensiva contra los derechos y las libertades que se hace desde tantos ámbitos y que está potenciada, impulsada, propulsada y sostenida por la ultraderecha”.

“Tenemos que luchar contra eso con todo nuestro corazón, tenemos que parar eso, tenemos que parar eso en Europa, tenemos que pararlo en España, tenemos que pararlo en Madrid”, ha lanzado.

Gabilondo ha defendido que “la mentira no es decir lo contrario de lo que uno piensa” sino “vivir lo contrario de lo que uno dice”. “Si nosotros vivimos aquello en lo que creemos, nos convertimos en la mejor llamada electoral que puede haber”, ha afirmado.

“El socialismo no es simplemente una jerga, ni es tampoco una secta, ni tampoco es una copia de conceptos, el socialismo es una forma de vivir en relación con los otros, una forma de pensar que por encima de los intereses legítimos individuales están los intereses de lo común”, ha aseverado.

Tras reconocer que sus hijos, “como ciudadanos”, quieren que gane las elecciones, pero como hijos no están convencidos, Gabilondo ha destacado “la hermosura y la belleza que da a la vida el entregarse a algo en lo que uno cree”.

Además, ha señalado que “nada une más que luchar con alguien por algo” y ha dado las gracias al partido por haberse abierto a personas como él, al tiempo que ha afirmado que las siglas son un legado, el legado de Alfredo Pérez Rubalcaba, de Pedro Zerolo, de Pilar García Peña y de Francisco Tomás y Valiente, cuyos apellidos forman parte de la lista.

A los que le critican por no meterse en el barro, Gabilondo ha dicho que los pies en el barro “pero la cabeza no, la cabeza tiene que estar por encima de los pies”, y ha asegurado que “la única solución para Madrid es el acuerdo, el consenso, el diálogo, la implicación de todas las fuerzas en la manera de afrontar los problemas”.

“Me dicen que estoy enfermo de consenso, ojalá no se me cure nunca”, ha agregado, para defender la necesidad de cambio en Madrid porque hay “un 20 por ciento de personas en situación de pobreza”. “Aquí va la necesidad de cambiar en Madrid, yo propongo un cambio de gobierno, de la forma de gobernar, de entender la relación con el poder”, ha agregado.

Tras acusar al PP de haber utilizado el poder “como patrimonio particular utilizándolo en beneficio propio”, ha afirmado que cuando los intereses individuales se ponen por encima de los colectivos “el caldo de cultivo” de la corrupción, y ha afirmado que “hay que cambiar porque este deterioro ha desaprovechado un potencial”.

Gabilondo ha defendido la necesidad de vivienda pública y alquiler asequible, mayor inversión en sanidad, educación e I+D+i y empleo de calidad frente a un 80 por ciento de temporalidad en los nuevos contratos y una tasa de paro que duplica la anterior a la crisis.

Pepu Hernández: “Que nadie se quede en su casa”

Por su parte, el candidato del PSOE a la Alcaldía de Madrid, Pepu Hernández, ha llamado a la movilización este viernes en el acto de cierre de campaña de las elecciones europeas, municipales y autonómica advirtiendo de que quedarse en casa “puede suponer arrepentirse durante 4 años si la derecha suma”.

Hernández ha pedido a la ciudadanía “que nadie se quede en su casa el domingo, que vayan todos a votar, porque, es importante que todo el mundo lo tenga claro, quedarse en casa el domingo puede suponer arrepentirse luego durante cuatro años si las derechas suman, y si pueden sumarán”.

Así, ha advertido de que la suma de la derecha traerá “más desigualdad, mas insolidaridad, muchísimas más barreras en una ciudad que ya tiene sus propias cicatrices”, como las que “dividen entre el centro y la periferia”. “Por eso, votad con todas vuestras fuerzas, contra el abandono que sufren los barrios olvidados, contra los desequilibrios que hacen que Madrid sea una de las ciudades más desiguales de Europa, contra aquellos que quieren hacernos retroceder cuarenta años en derechos y libertades”, ha dicho.

Tras señalar que “el que más grita y el que más se agita no es el que tiene más razón”, Hernández ha afirmado que “la razón está en las propuestas, en el diálogo, en el trabajo”, y ha señalado que también hacen falta “emociones”, como la “indignación” y la “esperanza” de la gente que se le ha acercado durante la campaña, que es lo que le va a “mover”.

Asimismo, ha manifestado que siente “miedo” a que se repitan vivencias que tuvo en el pasado, y ha pedido un “último esfuerzo” este domingo “para decir no a los que nos quieren esconder nuestro orgullo, el orgullo que ha hecho que Madrid sea la ciudad tolerante que realmente es, y para decir sí a la diversidad que nos hace ser únicos y que es reconocida en todo el mundo”.

“Soy madrileño, nacido en la calle Hortaleza, he crecido en esta ciudad, la quiero con toda mi alma y siento Madrid en el corazón, por eso estoy con vosotros, porque no soy indiferente, porque quiero cambiar esta ciudad verdaderamente, porque creo en ella y creo en su gente”, ha manifestado el exseleccionador nacional de baloncesto, que ha presentado al PSOE como el partido con “equipos verdaderamente preparados”.

El aspirante a la Alcaldía ha dicho “basta a administraciones enfrentadas y palos en las ruedas” y ha recordado que el Ayuntamiento y la Comunidad “han sido dos instituciones que se han dado la espalda mutuamente durante muchísimos años y a las que solo les hermanaba una infamia, la infamia de la corrupción”.

Así, ha asegurado que el domingo “es un punto de partida” porque “Madrid va a dejar atrás años y años de letargo, de derechas sin alma pero también de oportunidades perdidas en esta Legislatura”. “Haremos que Madrid despierte a fuerza de votos”, ha apostillado.

Además, ha asegurado que dentro de dos días no solo se elige al alcalde de Madrid sino que “se elige defender la democracia”, que es “trabajar por la convivencia sin imponer una única forma de ver el mundo”.

Se trata también, a su juicio, de parar la ultraderecha “con el poder de los votos, con la fuerza de la palabra y la democracia” y de “decir sí a un Madrid más justo y equilibrado, más feminista y abierto a Europa, más limpio en sus calles y en el aire que respira”.

“Dentro de dos días tenemos que llenar las urnas de esperanza y de futuro, a llenar las urnas de socialismo. Como dijo nuestro viejo profesor cuando tomó posesión como alcalde de Madrid hace 40 años, mañana empieza la convivencia. Hagamos que pase”, ha concluido.