Abascal llama a “rematar la faena” y llevar a todas las instituciones la “gesta política casi milagrosa” del 28A

El líder de Vox, Santiago Abascal, ha llamado a los votantes a "rematar la faena" de las elecciones generales y llevar la voz de su partido a todas las instituciones, continuando con una "gesta política de carácter casi milagroso" que comenzó hace menos de un año en el Palacio de Vistalegre de Madrid.

Vox ha celebrado este viernes el acto de cierre de campaña en los jardines de la Villa de París, a las puertas del Tribunal Supremo donde se celebra el juicio del ‘procés’ en el que el partido está personado como acusación popular y donde sus abogados son precisamente sus dos primeros candidatos al Ayuntamiento de Madrid, Javier Ortega-Smith y Pedro Fernández.

Precisamente las alusiones al juicio han sido las que han levantado más aplausos entre el público. “Estamos frente al Tribunal Supremo, donde se está juzgando a quienes han dado un golpe a España y pisoteado a nuestra Constitución”, ha proclamado Ortega-Smith.

También Abascal ha celebrado que Vox esté en el Supremo “defendiendo la ley, el orden constitucional y la nación española” y ha sostenido que la ley debería más “severa” precisamente con los políticos porque ellos “deben dar ejemplo”. Frente a esto, ha lamentado que los independentistas presos haya podido “pasearse” esta semana por el Congreso de los Diputados.

Sin embargo, el ambiente que se respiraba era muy diferente a la euforia del cierre de campaña de las elecciones generales de hace tan solo un mes, cuando 9.000 personas desbordaron la plaza de Colón para escuchar a sus líderes. Este viernes, Vox ha reunido a un millar de seguidores que compartían plaza con niños jugando en el parque y vecinos paseando a sus perros.

Abascal ha rechazado que su resultado el 28 de abril, con 24 diputados, pueda verse como un fracaso y ha garantizado que todos ellos llevarán al Parlamento los debates que hasta ahora estaban “proscritos o encerrados en el armario”. “Se escucharán 24 vozarrones en el Congreso”, ha celebrado.

Para empezar ha avisado contra los que ha augurado que “van a investir” al socialista Pedro Sánchez presidente del Gobierno, que son “los de la hoz y el martillo, los separatistas y los proterroristas”, y ha arremetido también contra la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, por admitir “una conjura contra la Constitución” como juramento por parte de los diputados presos.

En este punto ha celebrado la decisión de la Mesa de la Cámara de suspender a estos cuatro parlamentarios, pero se ha preguntado cómo se puede suspender a quienes a su juicio no eran diputados porque “no habían jurado la Constitución”.

Abascal cree que sus alegatos a favor de la república catalana o el referéndum del 1 de octubre no fueron las “fórmulas imaginativas” que admite el Tribunal Constitucional, sino “una declaración explícita de desafío a la Constitución”.

Ortega Smith: “Se le va a acabar el chollo a la de las magdalenas”

Por su parte, el candidato de Vox al Ayuntamiento de Madrid, Javier Ortega Smith, ha asegurado que tras las elecciones municipales “se le va a acabar el chollo a la de las magdalenas”, en referencia a la alcaldesa de la capital, Manuela Carmena, y ha recurrido a una “cuento” sobre un comerciante madrileño que sufre los efectos del top manta, la “absurda jaula” de Madrid Central y las recriminaciones de unos “cuantos perroflautas” que le llaman “facha” y “xenófobo” cuando se queja.

“A partir del 27 de mayo se le acaba el chollo a la de las magdalenas, empezamos a reconstruir Madrid”, ha lanzado Ortega Smith para dedicar sus palabras y relatar el “día cualquiera” de los comerciantes y autónomos que se levanta pronto para trabajar y se quedó en la casa que heredó de sus padres, lográndola pagar con esfuerzo y tras pedir un crédito pero que tuvo que pagar esa “abusiva plusvalía”.

Según el relato de Ortega Smith, ese comerciante o autónomo ha tenido que ver como “año tras año han metido la mano en su bolsillo” con un IBI “abusivo” y salir de su casa con miedo por si se le va a okupar su vivienda, porque la actual alcaldesa de la ciudad está “aplaudiendo a los delincuentes contra la propiedad privada”.

En su discurso y siguiendo con esa historia, el candidato de Vox también ha dicho que esa persona sale con su furgoneta diésel, que se ha comprado porque en su día le dijeron que contaminaba menos y que ahora no puede cambiar porque “no es rico como los de Galapagar para comprarse un coche eléctrico”, para dirigirse a su tienda y encontrarse con el colapso y las cámaras persiguiéndole para multarlo en ese “absurda jaula de Madrid Central”.

Tras señalar que ese madrileño tipo tiene que ver cómo le “atracaron” con tasas municipales para abrir su comercio, llega y no puede aparcar la furgoneta y cuando llega a la calle de su establecimiento, se encuentra la “fachada pintarrajeada”, la “basura por el suelo” y la acera hecha una “porquería” para preguntarse ante esa escena “¿para qué pagamos tantos impuestos?”.

Además, cuando abre su local ese comerciante, según Ortega Smith, ve como a diez metros se encuentran diez manteros que venden bolsos y artículos falsificados por esas “mafias chinas” y con unas personas que fueron alentados por organizaciones criminales para salir de sus países de origen y lanzarse a la “aventura dramática del mar” convirtiéndose aquí en “esclavos urbanos”.

Prosiguiendo esa historia, el aspirante a la Alcaldía ha fabulado que ese autónomo o comerciante se pregunta “por qué los que cumplen son los últimos para el Ayuntamiento” y es en ese momento cuando aparecen “unas cuantos perroflautas que le dicen que es un facha, un xenófobo y un inhumano”.

Luego ha proseguido su cuento haciendo alusión a que de camino a casa se encuentra con una carpa de Vox que le dicen que se sume para acabar con esto pero se encuentra un “autobús azul”, en referencia al PP, que le insta a no hacer caso para blandir su experiencia en gestión mientras que otro “naranja”, en alusión a Ciudadanos, le dice que “están de acuerdo con él de momento”

Así, su discurso ha terminado ficcionando una conversación con la mujer del protagonista que los “azules” se han aprovechado del dinero público y de los “naranja” no se puede fiar porque en 2015 llegaron a un acuerdo de investidura con el secretario general del PSOE y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y que dicen una cosa distinta en Galicia o Barcelona.

Por tanto, Ortega Smith ha apelado finalmente al electorado a que vote con “cabeza y corazón” frente a la izquierda “dogmática”, que “no cree en la libertad, no cree en el comercio” y es “inútil” en la gestión”, por lo que anima a los madrileños a que sean “valiente y voten” por Vox, porque en Andalucía ha demostrado que cumple su palabra ante los que “les tiemblas las piernas y tienen miedo a que le llaman facha”.

El candidato de Vox ha dicho que PP y Cs les han “copiado” el programa y tras los comicios van a recordales que hace falta su apoyo para acabar con la plusvalía, bajar el IBI al mínimo legal, proteger al comercio frente a manteros o acabar con la okupación ilegal o los chiringuitos de la izquierda.

Monasterio: “Hemos vuelto locos a los progres”

La candidata de Vox a la Comunidad de Madrid, Rocío Monasterio, ha asegurado que cuando sean “determinantes” en la Asamblea de Madrid tras las elecciones del 26 de mayo algunos, en referencia a PP y Cs, vendrán a ellos “cabizbajos” y ha reivindicado una campaña electoral en la que han vuelto locos a “esos semiprogres”.

Monasterio ha lamentado que durante este tiempo “nadie ha puesto freno a la izquierda” y que hasta ahora “nadie ha sido valiente” porque en la Asamblea de Madrid “había unos ahí acobardados” que miraban a la bancada de la izquierda acercándose “más allí”, “sin defender los valores de la vida”, la “libertad” ni a la “España que madruga”.

“Y algunos se pregunta por qué la izquierda avanza y lo hace porque no se le hace frente (…) Si votamos lo mismo, pasará lo mismo, más izquierda, más claudicación”, ha defendido la aspirante a presidir la Comunidad de Madrid para apelar que en este momento “no se puede retroceder” ante el avance de algunos, como el candidato de Más Madrid Íñigo Errejón, que viene a “dar lecciones” de cómo prosperar y crear empresas.

“A estos de las manos blanditas le vamos a poner a trabajar mucho, van a tener que trabajar a destajo porque vamos a denunciar cada subvención que quieran dar a los suyos”, ha lanzado para referirse, por ejemplo a ese “animalismo y ecologismo urbanita, o su oposición decidida a cada intento de aprobar en la cámara madrileña una ley de sesgo ideológico.

Esta actitud combativa es lo que produce que la izquierda les tenga “más miedo”, porque están “cómodos” con la “veleta naranja y ahora también azul”, pues cada vez que la izquierda ataca, ellos “retroceden”. “Pero nosotros no”, ha espetado Monasterio para garantizar el orgullo de defender las ideas “que hacen a la sociedad mejor”.

Por tanto, ha asegurado que Vox sale “a la calle a hablar de lo que cree y defiende” y ha ironizado que a los “medioprogres en esta campaña los han vuelto locos”. “Han picado en todos los cebos que hemos lanzados, están pensando de qué habla Vox”, ha apuntado para apostillar que ellos manejan información sobre las situaciones que denuncian en Madrid mientras el resto de partidos y los medios “van a remolque” de lo que su partido marca.

“Y eso lo vamos a hacer en la asamblea y el lunes vamos a ser determinantes y vendrán algunos cabizbajos y entonces también nos reiremos”, ha lanzado Monasterio para apelar al voto de los madrileños que no quieren que le “vuelvan a estafar” y para que la izquierda política “no siga avanzando” en la región.

En consecuencia, ha animado a la sociedad madrileña a construir una “alternativa limpia”, “no vulnerable a la corrupción” y “no veleta”. En resumen, “una alternativa que no agache la cabeza ante la izquierda” porque partidos como el PP “ya no generan ilusión” a los jóvenes mientras Vox sí, porque saben que van a mejorar sus libertades y condiciones para el progreso.

Defensa de la Nación cristiana

Por su parte, el candidato al Parlamento Europeo, Jorge Buxadé, ha insistido en su proyecto de defensa de la soberanía de las naciones en la Eurocámara. “Nosotros somos los más europeístas de todos. Defendemos la nación cristiana de la que formamos parte y estamos muy orgullosos”, ha proclamado.

Pero para hacerlo posible ha pedido a sus seguidores un último esfuerzo para “convencer” a sus familiares y conocidos del proyecto de Vox y “que continúe la ola que comenzó el 28 de abril” en las elecciones generales. “Esa ola debe llegar a Bruselas”, ha pedido ensalzando su proyecto de “reconquista de valores, principios y dignidad nacional”.