La sesión de apertura presidida por el Rey tendrá lugar tras la investidura

La sesión solemne de apertura de la legislatura, que preside el Rey, se celebrará después de la investidura, para la que no hay fecha aún.

Así lo ha acordado la Mesa del Congreso durante la reunión que ha tenido lugar este jueves, la primera de la legislatura tras la sesión constitutiva del martes pasado.

El reglamento de la Cámara, en el artículo 5, establece que dicha sesión, a las que asisten los reyes, debe celebrarse dentro de los quince días siguientes a la constitutiva, pero es habitual que el plazo se incumpla en función de las circunstancias políticas, como ya ocurrió en la anterior legislatura.

El órgano de gobierno, en la reunión de este jueves, ha fijado el calendario de los próximos trámites formales que marcan la constitución de las Cortes.

El primero, la configuración de los grupos parlamentarios, se ha ampliado dos días, y de acabar el lunes que viene a las 20.00 horas, lo hará el miércoles.

Hasta este jueves sólo se ha registrado un grupo, el de Unidas Podemos. 

En cuanto a la sesión solemne de apertura, ésta tendrá lugar tras la de la investidura, que se especula con que se celebre la última semana de junio o la primera de julio.

Antes, el Rey tendrá que abrir periodo de consultas con representantes de los partidos presentes en el Congreso y pedir a un candidato que se someta a dicha investidura.