Reino Unido elige a sus eurodiputados inmerso en su mayor crisis política y entre rumores de dimisión

Los ciudadanos del Reino Unido votan este jueves en los comicios europeos para elegir a sus 73 eurodiputados, en lo que será una oportunidad para que los británicos reflejen su opinión sobre la actual parálisis del Brexit. En esta cita electoral, en la que parte como favorito el Partido del Brexit de Nigel Farage, más de 40 millones de personas están llamadas a las urnas en el Reino Unido, aunque los resultados se conocerán el domingo por la noche, una vez que se haya completado la votación en todos los países de la Unión Europea (UE).

En una jornada ligeramente soleada, los ciudadanos empezaron a votar en los colegios electorales a las 06.00 GMT y podrán hacerlo hasta las 21.00 GMT, pero se espera una baja participación.

El Reino Unido no tenía previsto participar en estos comicios dado que está en pleno proceso del Brexit y tenía fijada inicialmente la fecha de su retirada para el pasado 29 de marzo, pero la falta de avances sobre los términos de esa desconexión ha obligado al Gobierno de la conservadora Theresa May a retrasarlo al 31 de octubre.

Como todavía miembro de pleno derecho del bloque europeo, el país está obligado a tomar parte en estas elecciones, en las que se elegirán a los 751 miembros del Parlamento comunitario.

Los dos principales partidos británicos, el Conservador y el Laborista, apenas han hecho campaña dado que respaldan la voluntad manifestada por los británicos en el referéndum del 23 de junio de 2016, cuando el 51,9 % votó a favor del “brexit”.

La crisis en la que está sumido el Reino Unido por la ausencia de consenso entre los políticos sobre la mejor forma de materializar este “divorcio” ha sido aprovechada por el euroescéptico y antiinmigración Nigel Farage para formar el Partido del Brexit, con el que ha recorrido varias localidades del país.

Para Farage, antiguo líder del Partido por la Independencia del Reino Unido (UKIP), lo que está en juego hoy es la democracia y, por donde quiera que ha viajado, ha denunciado la incapacidad de May para sacar al país del club comunitario.

Al votar hoy en el barrio londinense de Biggin Hill, Farage dijo a los periodistas que espera ser el eurodiputado que menos tiempo haya servido en el Parlamento europeo. “Si quieres el Brexit, tienes que votar Brexit. Lo hicimos una vez (2016), nos ignoraron, así que se lo vamos a decir otra vez”, afirmó Farage en un mensaje directo a los políticos británicos.

Según un sondeo sobre intención de voto de la firma Ipsos Mori divulgado este jueves, hecho entre 1.527 personas entre el 21 y 22 de mayo, la formación de Farage recibiría el 35 % de apoyo, seguida de los liberaldemócratas (contrarios al Brexit), con el 20%, mientras que los laboristas se sitúan en el tercer lugar, con el 15%, los Verdes con el 10% y los conservadores de May en quinto lugar, con el 9 %.

Ya en los comicios europeos de 2014 el entonces UKIP de Farage fue el más votado al obtener 24 escaños, seguido por los laboristas, con 20, y en tercer lugar los conservadores con 19 asientos.

El analista político Stephen Barber, de la Universidad inglesa de Bedfordshire, dijo hoy a Efe que los votantes tienen la “oportunidad real” de “enviar un mensaje al Gobierno y al Parlamento, si bien, a diferencia de un referéndum, no es una elección binaria”.

“El referéndum (de 2016) tuvo una importante participación, de más del 72%, pero es poco probable que la de hoy llegue a menos de la mitad de ese porcentaje”, añadió el experto.

Una vez que el Reino Unido salga de la UE, sus 73 escaños tendrán que ser repartidos entre otros países pero, hasta que eso ocurra, los eurodiputados británicos deberán ocupar sus asientos cuando se constituya el Parlamento europeo el próximo 2 de julio.

La votación de este jueves se celebra en momentos de una profunda crisis por la que atraviesa Theresa May ante las crecientes presiones internas para que dimita por su estrategia del Brexit, que incluye ahora, para indignación del ala euroescéptica, la posibilidad de que los diputados voten si quieren celebrar un segundo referéndum.