Monasterio acusa de racismo a la mujer de Ábalos: “Escuché ‘¿quién es ese negro? Se acabará de bajar de una patera'”

Carolina Perles niega las acusaciones desde la tribuna del Congreso sobre el diputado de Vox Ignacio Garrida y estudia acciones legales contra la candidata de Vox a la Comunidad de Madrid

La candidata de Vox a la Comunidad de Madrid, Rocío Monasterio, ha reiterado que escuchó a la mujer del ministro de Fomento, José Luis Ábalos, hasta en tres ocasiones referirse a su compañero de partido y diputado Ignacio Garriga como “negro” y que cuando supo que era de la formación de Santiago Abascal, añadió en tono de burla: “Se acabará de bajar de una patera”.

En declaraciones a los medios de comunicación tras visitar explotaciones agracias y ganaderas en al zona suroeste de la región, Monastario ha asegurado que ayer en la sesión constitutiva del Congreso vivió cuando estaba en la tribuna una “escena vergonzosa” al escuchar esos comentarios de la esposa de Ábalos, que estaba con dos amigas.

“Estuve al lado de la mujer del socialista Ábalos y dos amigas que se reían de un diputado de Vox. ‘¿Y quién es ese negro que está sentado en los escaños del Congreso? Se acabará de bajar de una partera’. Eso lo escuché tres veces y me avergüenza, me avergüenza que estos que se atreven a etiquetar a otros y llamar xenófobos a Vox, que no lo somos, se rían de un diputado por su raza“, ha espetado Monasterio.

Pese a esa escena, la candidata de Vox a la Comunidad de Madrid ha asegurado que lo “más importante” que pasó ayer en el Congreso es que “unos golpistas estaban tomando posesión de sus actas”. En consecuencia, ha aseverado que Vox estará en el Congreso para que estas cosas no se repitan y presentará un recurso para impedir su presencia en la cámara baja.

La mujer del ministro José Luis Ábalos, Carolina Perles, exige una rectificación a la candidata de Vox a la Comunidad de Madrid, Rocío Monasterio, tras haberla acusado de manera “falsa” de haber hecho unos comentarios racistas desde la tribuna del Congreso sobre el diputado de Vox Ignacio Garrida.

Fuentes del entorno de Carolina Perles aseguran a Europa Press que la acusación proferida por Monasterio es “totalmente falsa”. Las palabras a las que se refiere Monasterio “en ningún momento salieron de boca de Perles”. De hecho, advierten, en caso de que Monasterio no rectifique, Perles “estudia qué medidas legales puede emprender”.

Horas después, Monasterio insistía en la misma idea, aunque esta vez implicaba a unas supuestas amigas con las que Perles habría acudido a la sesión. “Estuve al lado de la mujer del socialista Ábalos y dos amigas que se reían de un diputado de Vox. ‘¿Y quién es ese negro que está sentado en los escaños del Congreso? Se acabará de bajar de una partera’. Eso lo escuché tres veces y me avergüenza, me avergüenza que estos que se atreven a etiquetar a otros y llamar xenófobos a Vox, que no lo somos, se rían de un diputado por su raza”, ha dicho a medios de comunicación tras una visita a explotaciones agrarias y ganaderas en Madrid.

Un testigo presencial, que habla bajo la condición de mantenerse en el anonimato, afirma con rotundidad que Perles “no dijo ni mú” durante la sesión y que estaba igual de sobresaltada que el resto de los presentes por los comentarios fuera de lugar que hizo en varias ocasiones una mujer sentada al lado de la esposa de Ábalos y a la que este testigo no ha identificado.

Y es que en la tribuna de invitados está prohibido aplaudir o abuchear a los diputados, así como cualquier otra manifestación a favor o en contra de los oradores o de las votaciones celebradas. Los ujieres son los encargados de recordar estas normas de comportamiento a los invitados.