Carmena, indemne de un ‘todos contra ella’ en el que solo brilló Almeida ante la ausencia de Villacís

El debate de candidatos al Ayuntamiento de Madrid en Telemadrid, a solo cuatro días de las elecciones municipales del 26 de mayo, se convirtió en un todos contra Manuela Carmena. La alcaldesa y candidata de Más Madrid fue objeto de las críticas de sus rivales políticos, en un debate en el que logró salir ilesa mientras el popular Martínez Almeida destacó ante la ausencia de Begoña Villacís, sustituida pobremente por la concejal de Cs Silvia Saavedra. Tampoco proyectó buena imagen el candidato socialista Pepu Hernández, quien mantuvo un bajo perfil en la mayor parte del debate.

Carmena ha espetado al centro derecha y a la derecha que representan Cs, PP y Vox que son “unos antiguos” en materia medioambiental y de movilidad y ha asegurado que, siendo ella alcaldesa, “se aprobará el gran proyecto de Madrid Nuevo Norte”. La alcaldesa ha avanzado el refuerzo de las peatonalizaciones y “pacificación” del tráfico en los bulevares centrales, además de reforzar la EMT, aumentar los carriles bici, mejorar el servicio del taxi y el Metro que, como usuaria diaria, cree que no sabe qué pasa pero que “va mucho peor últimamente”.

Echando mano de los informes de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), Carmena ha confirmado en el debate electoral organizado por Telemadrid que 2018 ha sido “el año con menos contaminación” en la comparativa de la última década, lo que le ha llevado a llamar “antiguos” a PP, Cs y Vox porque ya “Esperanza Aguirre se opuso a que se quitaran los coches del Retiro” y luego “se enfadaron cuando no se podía fumar en los bares”.

“Los conservadores no están preparados para el progreso”, ha lanzado a PP, Cs y Vox ante la pregunta sobre Madrid Central, partidos a los que ha espetado que tiene la impresión de que “no viajan por Europa porque todos los países están haciendo esto para que los ciudadanos tengan la salud que se merecen”. “Si todos traemos dibujos (a PP y sobre todo a la candidata de Cs Silvia Saavedra, que ha acudido al debate con una serie de fotografías)… pero yo hablo de algo que tiene que ver con la salud”, ha manifestado. Lo de traer “papelucos y fotos es una niñería”, ha lamentado.

Carmena no ha dudado en afear a los candidatos, especialmente a dos de sus viejos conocidos, José Luis Martínez Almeida (PP) y Silvia Saavedra (Cs), las constantes interrupciones en un debate en el que la alcaldesa se ha centrado en una estrategia de defensa frente al ataque casi a la par por parte de los ediles del PP y Cs.

La candidata de Más Madrid ha recordado la situación de quiebra en la que se encontraron la EMVS, con 2.500 viviendas vacías que han destinado al alquiler social. En la legislatura se han construido o se están construyendo en distintas fases 3.700 viviendas frente a “las 500 y las 2.000 vacías de la Comunidad del PP con el apoyo de Cs”. La plataforma prevé la cesión del derecho de superficie de 30 parcelas de titularidad municipal para que empresas y cooperativas construyan 4.000 viviendas de alquiler limitado, como las que tendrá Madrid Nuevo Norte.

Carmena ha comenzado la intervención deseando a la candidata de Cs, Begoña Villacís, una rápida recuperación. “Ponte buena”, le ha trasladado a la edil naranja. Con una chaqueta de un tono de verde como el color corporativo de su plataforma, Carmena ha reivindicado su completa independencia de cualquier partido y la elección que ha hecho de su grupo de candidatos para continuar en el Ayuntamiento con la gestión que han llevado a cabo en estos cuatro años “tan fructífera”.

Carmena ha destacado que lo fácil es decir lo que se va a hacer y “hay que ver lo que se ha hecho”. La candidata se ha mostrado “orgullosa” por duplicar el nivel de inversión en comparación con lo hecho por el PP, una inversión que ha permitido construir trece escuelas infantiles frente a “las cero del gobierno de la Comunidad del PP, apoyado por Cs”.

A eso ha sumado la multiplicación por cuatro de la inversión en aceras y calzadas, como la avenida de los Poblados y el paseo de Extremadura, y el “restablecimiento del patrimonio deshecho por el PP”, como “el agujero enorme de Vallehermoso, que el próximo mes será un maravilloso estadio”. “Nuestras inversiones están ahí y se ven”, ha reivindicado, además de la escalada de la confianza empresarial desde once años hasta aquí, cuando ha alcanzado el mayor nivel, según el INE.

En cuanto a la limpieza, la candidata ha señalado que cuando llegaron al Ayuntamiento se encontraron con “los peores contratos, hechos por el PP, porque lo barato es caro”. Después, ha apuntado que los contratos integrales, “que no se podían resolver, que estaban bloqueados hasta 2020”, no establecían la obligatoriedad de limpiar todas las calles.

La plataforma que encabeza se compromete a incrementar el personal con más de 3.000 operarios, unidos a los 800 de esta legislatura, con un aumento del 45 por ciento de los servicios y con nuevos pliegos “para que se limpie igual en Villaverde que en el Barrio de Salamanca”.

Tras escuchar a la derecha sobre la supuesta benevolencia del gobierno con la okupación, con el centro social autogestionado La Ingobernable en primer término, Manuela Carmena ha exigido al resto de candidatos que no mientan. “No mintáis. Hay que tener valor para decir eso cuando hay una sentencia instada por este Ayuntamiento ordenando el desalojo”, ha espetado a la concejala de Cs Silvia Saavedra.

También les ha reclamado que no alarmen porque Madrid es “una ciudad extremadamente segura”. En concreto, en 2017 no hubo más que seis homicidios, un dato “ejemplar”. Sí ha puesto el acento en que cinco de ellos fueron mujeres las víctimas, algo “terrible” y que demuestra que “lo que no es seguro es la vida de las mujeres”.

Igualmente les ha afeado a los representantes de PP, Cs y Vox que “desconozcan el trabajo del Ayuntamiento” porque, dirigiéndose a Javier Ortega Smith, “en la Cañada Real se está realojando” y que la mejor campaña de limpieza es la que ha sustituido las multas por tareas de limpieza de la ciudad, por la que ya han pasado 1.200 personas.

Almeida y Saavedra unen fuerzas contra Carmena

El candidato del PP al Ayuntamiento de Madrid y la edil de Ciudadanos Silvia Saavedra han coincidido este miércoles en sus duros ataques a la alcaldesa, a quien le han afeado mano blanda con la okupación en la capital, así como la falta de gestión y ejecución de presupuesto.

Han sido varios los momentos en los que ambos han cargado contra la regidora al mismo tiempo, incluso ‘pisándose’ entre ellos con mensajes parecidos en contra de la regidora. Las subvenciones “a dedo”, Madrid Central y la okupación han sido las principales cuestiones en las que han coincidido. Y es que, mientras Silvia Saavedra aseguraba que “se han multiplicado por cuatro desde el comienzo” de la legislatura, Almeida ha apuntado que son “muchos más”.

Almeida ha echado mano de los gráficos para afear a Manuela Carmena que hubiera asegurado que Madrid estaría limpio en un plazo de tres meses. “¿Le puede explicar a los madrileños qué es lo que ha fallado, además de echarle la culpa al PP?”, le ha requerido. Misma tónica en esta cuestión ha seguido Saavedra, quien ha afeado la suciedad de las calles.

Ambos han afeado a Carmena la falta de aportación de datos en temáticas como Madrid Central, donde la regidora hacía mención a un estudio de la Universidad Politécnica de Madrid, mientras que Almeida y Saavedra le afeaban que la contaminación se hubiera incrementado en todos los barrios de Madrid salvo el centro.

También han coincidido en criticar que de las 4.600 viviendas prometidas por Ahora Madrid, finalmente solo hayan conseguido construir 63. Además, los dos han sido los únicos que han echado mano de gráficos, noticias o fotografías para apoyar sus explicaciones.

Saavedra ha sido la primera interviniente en mostrar una fotografía a cámara. Ha sido la imagen del escrache sufrido por la portavoz de su formación, Begoña Villacís, durante la fiesta de San Isidro “dos días antes de dar a luz”.

La segunda foto enseñada en el debate también ha sido por iniciativa de Saavedra, y en este caso ha sido una imagen de Lenin, “que tiene un concejal de Carmena en su despacho”. “Esta es la política que ha puesto en marcha Carmena; no engañe, usted es la candidata de Podemos”, se ha dirigido a ella. La tercera foto ha sido un mapa sobre la contaminación de Madrid Central.

Almeida ha echado mano de una noticia en la que Carmena aseguraba que Madrid estaría limpio en un plazo de tres meses y le ha preguntado que dónde se ha quedado esa afirmación.

Ademas, Saavedra ha asegurado que Ciudadanos no pactará con el PSOE en el Ayuntamiento de Madrid. “Creemos que Manuela Carmena es la candidata de Podemos y es la candidata de Sánchez para el Ayuntamiento de Madrid y es la candidata que quiere exprimir a impuestos a los madrileños, por lo tanto no vamos a pactar con el Partido Socialista”, ha respondido.

Saavedra ha asegurado que Villacís estará “encantada” de ofrecerle la vicealcaldía a Almeida, quien ha advertido a Ciudadanos que “no se eche órdagos” de victoria antes de las elecciones porque “puede volver a pasar lo mismo” que en los comicios andaluces, en los que los populares se hicieron con el Gobierno.

Pepu Hernández alerta de una “vuelta al pasado”

El candidato del PSOE Pepu Hernández ha asegurado que la capital no puede “volver al pasado” y le parece “increíble” que la “extrema derecha” pueda entrar en el Gobierno municipal de la mano de PP y Ciudadanos, ante lo cual se requiere movilización de la ciudadanía para que los socialistas, como ocurrió en los comicios generales, puedan frenarlo.

A su vez, ha tenido un rifirrafe cuando su homólogo popular y la representante de Cs han aludido a que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, acepte el apoyo de los “independentistas” y Bildu para gobernar. Hernández ha replicado que eso es una “falsedad” y una “mentira”, les ha acusado de “retorcer” las cosas y reprochado a ambos que tengan un problema con la “democracia”.

El momento de mayor tensión entre Hernández y sus rivales se ha producido en el bloque de los pactos, donde el exseleccionador de baloncesto ha apelado a las gentes progresistas a no confiarse, pues se requiere movilización en estos comicios pues solo hay dos opciones: “o suman las izquierdas o suman las dos derechas y la extrema derecha”. No obstante, ha incidido que esa posibilidad de acuerdos con Vox por parte de estos dos partidos le parece “increíble”, máxima a alguien de su generación, en alusión a que vivió el franquismo durante su juventud.

Eso ha generado una airada réplica de Almeida y Saavedra, que han sacado el tema de Cataluña y ha asegurado que Sánchez ha gobernado con apoyo de los soberanistas o diputados de Bildu. Al respecto, Hernández ha replicado que el presidente del Gobierno, como la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha sido elegida con votos y ha afeado a ambos que parecen tener un “problema con la democracia y la libertad”.

“En democracia, las pruebas y los votos, no las mentiras. A las falsedades y mentiras no hay respuestas”, ha apostillado el aspirante socialista a la Alcaldía para reivindicar que el PSOE puede ganar a la “extrema derecha”.

También ha tenido un momento tenso con Almeida cuando éste ha dicho que no tiene ninguna autonomía con respecto al secretario general del PSOE y que todo el mundo sabe que es un “paracaidista” de Sánchez, afirmación contra la que se ha revuelto Hernández al decir que es un candidato “independiente” y que él se ha sometido a primarias para ser elegido. “Algo más que usted”, le ha contestado.

Sánchez Mato marca distancias con Carmena

El candidato de Madrid en Pie Municipalista, Carlos Sánchez Mato, ha cargado contra “la derecha cavernícola” y se ha desmarcado también de aquellos que se ponen “etiquetas de izquierda” pero ejecutan “políticas” del exministro Cristóbal Montoro. Sánchez Mato, que ha comenzado el debate, asegurando que él no se conforma y que no agachó la cabeza ante quien fuera ministro de Hacienda, ha abogado por la remunicipalización de los servicios públicos, sin intermediarios, y por la construcción de 50.000 viviendas públicas, esenciales después de que el PP “malvendiera” patrimonio municipal “por debajo de su precio”.

Arrancaba el debate con un ‘minuto de plata’ en el que se presentaba como un economista vecino de Aluche, hijo de ama de casa y policía nacional, quienes le enseñaron a ser “una persona íntegra”. Tiene dos hijas, a las que ama y quienes le enseñan de feminismo.

Se encontró como exdelegado de Hacienda con un Ayuntamiento “arruinado por las políticas de la derecha, hiperendeudado”. “No me conformé e hice un saneamiento. Bajé la deuda y se hizo más gasto social e inversión para poner de nuevo a Madrid en el mapa”, ha defendido sobre su gestión antes de ser cesado por la alcaldesa, Manuela Carmena, a cuenta del PEF.

Entre la batería de propuestas, el candidato de Madrid en Pie ha presentado un salario mínimo para los empleados que trabajan para empresas municipales de al menos 1.200 euros, junto a una renta social mínima y una política de reequilibrio territorial que aborde la falta de equipamientos en los barrios consolidados porque “hay quien piensa sólo en los del futuro”. A PP y Cs les ha criticado que “estén pensando en regalar suelo al BBVA para que mejore su cuenta de resultados”, con Nuevo Norte como telón de fondo.

Ha cargado además contra ambos partidos porque, en cuatro años, “han intentado impedir por todos los medios que se invirtiera más en Madrid, que no se gastara dinero en arreglar más parques, en hacer más vivienda pública, cuando son los adalides de los recortes”.

Él, que defiende el “no agachar la cabeza ante Montoro”, ha reconocido que han quedado muchas inversiones por hacer pero las ejecutadas duplican a las del PP. No ha obviado la cuestión de la okupación. “Es una vergüenza que se criminalice a Soyara, madre de tres críos, uno de pocos meses, que okupó por necesidad. ¿Qué hubieran hecho ustedes? No me atrevo a decir que no hubiera okupado una vivienda, que era de un gran fondo de inversión”, ha lanzado, que ha reivindicado en ir a las causas de la okupación.

Los manteros también han formado parte de sus alegatos. “¿Quién hace daño al pequeño comerciante? No son los 200 manteros sino las leyes de liberalización de horarios que el PP promulgó”, ha destacado. Entre las propuestas de Madrid en Pie está la recuperación del accionariado de Metro por parte del Ayuntamiento, declarar la emergencia climática ambiental, carriles bus en los accesos a la ciudad, expandir BiciMad más allá del centro y redactar un nuevo PGOU.

Vox, el gran ignorado en el debate

Por último, el candidato de Vox al Ayuntamiento de Madrid, Javier Ortega Smith,ha sido el gran ignorado por los dos bloques durante el debate, ya que apenas ha habido referencias a sus propuestas o al partido que representa.

Ortega Smith se ha comprometido a soterrar el tramo de M-30 que resta en el entorno de Madrid Río y también se ha mostrado partidario de hacerlo en la A-5, para insistir en su idea de acabar con el “sectarismo” de la “izquierda”, a la que ha responsabilizado con su “demagogia” de favorecer la “especulación” con la vivienda.

Por otro lado, ha vuelto a mostrarse partidario de apoyar a PP y Ciudadanos, con independencia de cuál sea el candidato más votado, siempre que estén dispuestos a defender las propuestas programáticas de Vox y ha recalcado, frente a la acusación de ser extrema derecha, que “cuando la izquierda extrema ladra, no se da por aludido”.

Y es que Ortega Smith ha asegurado que, visto las intervenciones del debate, se ha visto que “a quien tiene miedo la izquierda radical” es a Vox porque son conscientes de que acabarán con el “sectarismo de la izquierda liberticida y atrasada”. “El 26 de mayo tenemos la opción de romper las cadenas de la izquierda” para apelar a la “reconquista” de la ciudad, una de las consignas más populares de la formación.

Así lo ha manifestado durante su intervención en el debate donde ha combinado sus críticas a la política de la actual regidora, Manuela Carmena, con intervenciones propositivas para la ciudad, como el habilitar una tarjeta de residentes con dependencia para que familiares o cuidadores puedan aparcar en la vivienda de la persona a la que atienden.

Sobre las alusiones a que son una formación de extrema derecha, ha asegurado que “cuando la izquierda extrema ladra, no se da por aludido” y se ha retrotraído a la sesión constitutiva del Congreso de los Diputados donde se vieron, en alusión al PSOE, a los que dieron un “golpe de estado” en Cataluña y al “marxismo más rancio”.

En su intervención, Ortega Smith se ha presentado como candidato para “acabar” con las “viejas políticas de los viejos partidos” y terminar con el “Madrid del endeudamiento, la suciedad, las multas y el sectarismo político” para que la urbe vuelva a ser “la capital de una gran nación”.

El candidato de Vox ha comprometido una bajada generalizada de impuestos sin que ello afecte a la prestación de los servicios públicos porque entiende que la presión fiscal en Madrid es “confiscatoria”. En esta línea, ha apostado por bajar el IBI al mínimo legal posible, que haya bonificaciones a las familias y suprimir el tributo de plusvalías.Para ese objetivo, Ortega Smith ha enfatizado que Vox va a terminar con los “chiringuitos políticos” que reciben millones de euros y “acabar con el chorreo de clientelismo y enchufados” de la administración.

Otro de los aspectos clave ha sido la seguridad, al incidir en que es necesario que se implanten cámaras de videovigilancia en zonas conflictivas y dar medios humanos y materiales a la Policía Municipal de Madrid, como construir una comisaria en el Ensanche de Vallecas, que tiene una población de 45.000 personas.

En materia de vivienda y urbanismo, ha mostrado su apoyo a las grandes operaciones de la ciudad, como el caso de Chamartín, y ha apostado por ofertar suelo público para construir más vivienda, pues la “demagogia” de la izquierda en esta materia genera “especulación” en este campo. También quiere bonificar mediante ayudas fiscales para modernizar su propiedad y facilitar la división de grandes pisos para que sus tenedores puedan hacer varios y sacarlos a alquiler.

Los comentarios de Disqus están cargando....