El Congreso no recoge en el diario de sesiones los acatamientos heterodoxos, el Senado sí

A diferencia del diario de sesiones del Congreso, que no recoge las diversas fórmulas de acatamiento de la Constitución utilizadas por muchos diputados, entre ellos los independentistas vascos y catalanes, el diario del Senado sí refleja todas las maneras en que los senadores acataron ayer la carta magna.

Es más, a lo largo de las 28 páginas del diario de sesiones, donde figuran los acatamientos de los 250 senadores que asistieron a la sesión constitutiva de la Cámara Alta, se incluyen las palabras exactas que pronunciaron los nuevos parlamentarios catalanes o vascos en catalán o euskera, eso sí, escritas en cursiva.

No se detalla, sin embargo, la interrupción del secretario cuarto de la Mesa, Rafael Hernando (PP), que, mientras el senador de ERC Raül Romeva, preso por la causa del “procés”, acataba la Constitución en catalán como “preso político”, llamó en voz alta al siguiente senador, Fernando de Rosa Torner.

El diario recoge la promesa íntegra de Romeva, transcrita en catalán, que pronunció ante el presidente de la Cámara, Manuel Cruz: “Hasta la proclamación, de la república catalana y siempre comprometido con la libertad, la igualdad y la fraternidad, como preso político, por imperativo legal, sí prometo”.

E inmediatamente se incluye una acotación entre paréntesis donde se reseña que en ese momento hubo “fuertes aplausos de los senadores del grupo parlamentario Esquerra Republicana de Catalunya puestos en pie”.

Durante esta fase de la sesión, los diez senadores vascos del PNV prometieron acatar la Constitución, primero en euskera y seguidamente en castellano.

Los de ERC emplearon mayoritariamente el catalán para hacerlo, con la siguiente fórmula, diferente a la de Romeva: “Por la libertad de los presos políticos, el retorno de los exiliados, por la república catalana, por imperativo legal, sí prometo”.

En español lo hizo la senadora de ERC Ana María Surra, quien dijo: “Por la libertad de los y las presas políticas, por el retorno de los y las exiliadas, por imperativo legal y hasta la constitución de la república catalana, sí, prometo”.

José Quintana Caralt, de su mismo partido, empleó las dos lenguas, el catalán para pedir “la libertad y liberación de las presas y presos políticos, el retorno de los exiliados y exiliadas, y hasta la proclamación de la república catalana” y el castellano para añadir “por imperativo legal, sí prometo”.

Los cuatro senadores de Junts per Catalunya emplearon una fórmula diferente, en lengua catalana: “Lo prometo, por imperativo legal y con lealtad al mandato democrático del 1 de octubre, con fidelidad al pueblo de Cataluña y por la libertad de los presos y exiliados políticos”.

En cuanto al senador de EH-Bildu Gorka Elejabarrieta, optó por proclamar, primero en euskera y luego en castellano: “Por imperativo legal, y hasta alcanzar la república vasca, prometo”.

Otras promesas y juramentos heterodoxos aparecen también reseñadas en el diario, como las coletillas de los senadores de Unidas Podemos Jacinto Morano, Idoia Villanueva y Esperanza Gómez Corona: “Por la democracia y los derechos sociales, sí, prometo”.

O las de senadores canarios, como el socialista de Lanzarote Francisco Manuel Fajardo, quien tras jurar añadió: “Y defender los intereses y derechos de los ciudadanos de Lanzarote y de La Graciosa”.

María del Mar Julios Reyes, de Coalición Canaria, no solo prometió acatar la Constitución sino también “defender los derechos de Canarias y de su ciudadanía”.

Más escueto fue el único senador de Vox, Francisco José Alcaraz, que juró “por España”.

En total una treintena de senadores ampliaron a su modo la respuesta establecida en el artículo 11.3 del Reglamento, según el cual el presidente preguntará a los nuevos senadores: “¿Juráis o prometéis acatar la Constitución?”, y ellos “se acercarán sucesivamente” a la Presidencia para hacer la declaración, contestando “sí, juro” o “sí, prometo”.

Recabadas todas las maneras de jurar o prometer, al final el presidente Manuel Cruz anunció a la Cámara: “Señores senadores, todos los que han prestado acatamiento a la Constitución han adquirido la condición plena de senadores. Enhorabuena”. Aplausos.