Tras un escueto saludo de Sánchez, Junqueras fuerza otro y le dice: ‘Tenemos que hablar’

Los cuatro diputados electos presos por el juicio del 'procés' han aprovechado su presencia en el hemiciclo del Congreso, con ocasión de la sesión constitutiva de las Cortes, para saludar a otros diputados, como ha hecho Oriol Junqueras con el presidente en funciones, Pedro Sánchez, antes de departir con ministros en funciones y representantes de otras formaciones. Junqueras ha hecho todo lo posible por conseguir ese saludo y como el primero ha sido más bien frío, ha buscado otro más adelante aprovechando una de las muchas votaciones en urna que se han producido durante la mañana y ese sí ha sido algo más extenso.

En la imagen se ha podido ver al presidente que deja el móvil un instante y le dirige estas palabras: “Hola, ¿cómo estás?” Junqueras, a quien no se ve porque está de espaldas, habría replicado “tenemos que hablar” según las fuentes presentes en el saludo, es decir, el diputado de ERC Gabriel Rufián. Después, Sánchez contesta: “Hablamos. No te preocupes”. Durante todo el tiempo que dura la conversación, el líder de Vox, Santiago Abascal, que ha ocupado el escaño que está justo encima del presidente, ha permanecido girado hacia Iván Espinosa de los Monteros para no tener que encararse con Junqueras y Rufián. Desde el entorno del jefe del Ejecutivo han salido al paso de posibles interpretaciones que se desvíen del significado de este intercambio de palabras y han insistido en que ese “hablamos” de Sánchez es una fórmula de cortesía que no significa nada que pueda rebasar los márgenes de la Constitución y la ley, en cuyo estricto cumplimiento se ratifica el líder socialista.

El saludo de Sánchez y Junqueras ha sido el más comentado pero, en realidad, los cuatro diputados electos presos por el juicio del ‘procés’ han aprovechado su presencia en el hemiciclo del Congreso. Oriol Junqueras, Jordi Sànchez, Josep Rull y Jordi Turull han accedido al hemiciclo poco antes de las 10.00 horas de este martes para asistir a la sesión constitutiva del Congreso de la XIII Legislatura, y se han sentado en los escaños que previamente les habían reservado sus compañeros de ERC y JxCat tras saludar a otros diputados.

Los cuatro han aparecido entre muestras de cariño y afecto de los demás parlamentarios de su grupo, y ante la mirada de las parejas de algunos de ellos, que estaban presentes en la tribuna de invitados. Junqueras ha saludado y charlado con Pablo Iglesias, y con integrantes de En Comú Podem, y Rull ha hecho lo propio con Inés Arrimadas. La entrada al hemiciclo se ha producido diez minutos después de su llegada al Congreso, en cuyas dependencias han esperado hasta instantes antes del comienzo de la sesión. Justo después ha llegado el presidente en funciones, Pedro Sánchez.

La secuencia de la votación para la elección de la Presidencia de la Mesa del Congreso ha permitido que los saludos de los diputados electos presos prosiguieran, y eso es lo que ha ocurrido con el portavoz del PNV, Aitor Esteban, quien antes, en declaraciones a los medios, había apostado por respetar sus derechos como parlamentarios y no fueran suspendidos. La conversación se ha desarrollado también con integrantes de Bildu.

Ya durante la votación, que los diputados han hecho de uno en uno para depositar una papeleta en urna, lo que ha creado importantes aglomeraciones en el acceso y en la salida de la tribuna, lo que ha obligado al presidente de la Mesa de Edad, el socialista Agustín Zamarrón, a pedir que se ordenara el tráfico, las conversaciones y los saludos han continuado. Ha sido entonces cuando se han producido los saludos de Jordi Sànchez al presidente del Gobierno, y después de Junqueras y Turull. Igualmente, el líder de ERC y Rull han hablado con ministros, entre ellos Josep Borrell, José Luis Ábalos, Margrita Robles, Isabel Celaá, Magdalena Valerio y Dolores Delgado.