Sorpresa para los científicos: los tiburones tigre comen también pájaros terrestres y cantores

Los tiburones tigre, conocidos como los "basureros del mar" por su dieta omnívora, comen también pájaros terrestres y cantores, para sorpresa de los científicos que publican este martes su descubrimiento en la revista 'Ecology'.

El “Galeocerdo cuvier” o “tigre de mar” es uno de los tiburones más grandes, al alcanzar un tamaño de 7 metros y pesar hasta 600 kilogramos.

Los investigadores sabían ya que estos animales comen casi cualquier cosa, desde tortugas y delfines hasta neumáticos, pero ahora han encontrado que no sólo devoran aves marinas como las gaviotas o los pelícanos, sino también pájaros terrestres como las golondrinas, los carpinteros y las palomas.

“Los tiburones tigre ven algo comestible y lo devoran, pero a mí me sorprendió ver que también comen aves canoras”, explicó Kevin Feldheim, un investigador del Museo Field de Chicago y uno de los autores del estudio.

El equipo encabezado por Marcus Drymon, de la Universidad estatal de Misisipi, estudió la dieta de los tiburones tigre jóvenes capturando ejemplares de hasta un metro de largo, y succionando el contenido de sus estómagos antes de liberarlos de nuevo.

No fue tarea fácil: los escualos con el vientre blanco y el dorso azul o verde, con rayas similares a las de los tigres, están dotados de mandíbulas poderosas capaces de triturar el caparazón de las tortugas.

Los restos de aves encontrados en el sistema digestivo de los tiburones capturados en el Golfo de México estaban parcialmente digeridos y los científicos no pudieron determinar exactamente qué tipo de aves eran.

Por eso, enviaron los materiales al Laboratorio Pritzker de Sistemática y Evolución Molecular, en Chicago, para analizar su ácido desoxirribonucleico (ADN).

Allí los expertos tomaron los trozos de pájaros y usaron compuestos químicos para desintegrarlos en sus componentes moleculares básicos, con lo cual pudieron examinar las secuencias de ADN presentes y compararlas con los de aves.

“Ninguno de ellos resultó ser de gaviotas, pelícanos, cormoranes u otro tipo de ave marina”, indicó Drymon. “Eran todos pájaros terrestres”.

Feldheim comentó que hay un sitio en las costas de Hawái donde los pichones de albatros aprenden a volar y los tiburones tigre adultos los capturan.

Drymon explicó que los tiburones tigre del Golfo de México “comen pájaros terrestre que tienen algún problema cuando vuelan sobre el océano”.

“Durante sus migraciones, estas aves ya están cansadas y caen al agua durante tormentas (…) Los pájaros terrestres pueden ser una presa más atractiva que las aves marinas porque éstas pueden manejarse mejor en el agua”, añadió Feldheim.