Selfies, los presos y Vox en la retaguardia de Sánchez marcan la sesión constitutiva del Congreso

La XIII Legislatura ha comenzado con una incorporación masiva de nuevos diputados, que suponen el 70% de los miembros de la Cámara, haciéndose selfies en el hemiciclo o pidiendo a sus compañeros que les hicieran fotos. La máxima expectación llagaba cuando los presos independentistas ocuparon sus escaños y recibieron los saludos de numerosos diputados. Una de las anécdotas más comentadas de la jornada has sido la estrategia de VOX a la hora de elegir los escaños para sentarse justo detrás del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Es tradición que cuando se celebra la sesión constitutiva de un nuevo Gobierno, los escaños se ocupan en función del primero que llega. Y en este caso, la estrategia de VOX ha funcionado. Tras acudir al Hemiciclo a las 7:30 de la mañana, han logrado ocupar los escaños de la fila justo detrás de la del Presidente en funciones del Gobierno, Pedro Sánchez, para ‘chupar’ cámara siempre que las cámaras enfocaban al líder del PSOE.

No en vano cuentan con un veterano en sus filas, el exdiputado del PP Ignacio Gil Lázaro, quien les aleccionó sobre este asunto para que fueran los más madrugadores. Pero otro veterano, el diputado del PSC, José Zaragoza, les rompió el pleno y logró colarse en la fila entre Santiago Abascal y Javier Ortega Smith, con quienes ha charlado durante la sesión con toda normalidad. También Sánchez al ir a ocupar su escaño ha saludado con normalidad al líder de Vox y a otros miembros del grupo que ocupaban la segunda fila.

Los presos independentistas, Oriol Junqueras, Jordi Turull,  Josep Rull y Jordi Sànchez a quienes los suyos recibieron con aplausos, fueron los últimos en entrar al Hemiciclo antes de que entraran los miembros del gobierno en funciones.

Pero el saludo más esperado, el de Sánchez con Junqueras, se ha hecho esperar y no se ha producido en un primer momento, sino en una de las colas para acudir a votar para elegir a los miembros de la Mesa del Congreso. Se han estrechado la mano y han hablado durante menos de 30 segundos. “Tenemos que hablar”, le ha dicho Junqueras al Presidente.

Junqueras ha sido uno de los más activos a la hora de socializar con los diputados de todos los colores. Ha saludado y charlado con el líder de Podemos, Pablo Iglesias y al del PNV, Aitor Esteban. Y también ha mantenido conversaciones más o menos largas con los ministros de Exteriores, la ministra portavoz y la de Justicia.

El resto de los presos independentistas, Jordi Turull, Josep Rull y Jordi Sànchez, accedieron por la escalinata derecha de la bancada central, donde estaba sentado el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, quien evitó el saludo y les miró fríamente, pero sí saludaron a Inés Arrimadas con dos besos.

Otra de las anécdotas de la jornada, fue la actuación del presidente de la sesión inaugural que correspondía al diputado de más edad, el socialista, Agustín Javier Zamarrón, que con un aspecto que recordaba a Valle Inclán, ha sido ‘trending topic’ en las redes, por su parecido con el escritor. Con  73 años, este médico jubilado ha logrado conducir con toda calma la sesión e incluso se ha permitido alguna ironía con un lenguaje un poco decimonónico. “Dejen expedito el pasillo izquierdo, porque tenemos que ir con la sacra urna a ver a Pablo Echenique”, ha dicho para poder pasar hasta el gallinero del Hemiciclo para que el diputado de Unidas Podemos, que está en silla de ruedas, pudiera votar.

En otro momento de la sesión, el diputado por Burgos, que en los pasillos del Congreso también se le ha comparado con Gandalf, el personaje de ‘El señor de los anillos’, ha comparado el lío que se había montado para votar con una “trombosis”.

Los nuevos diputados, incluidos los presos independentistas, también tuvieron la oportunidad de acudir al bar de sus señorías que se encuentra al fondo de la sala, durante el recuento de los votos. Otros como Josep Borrell, mataban el tiempo leyendo el periódico. Y como no podía ser menos en un ministro de Exteriores, el diario que leía era uno extranjero: ‘Le Monde’.

También en las tribunas de invitados se producirán extraños compañeros de cama con personajes tan dispares como el presidente del Parlament, Roger Torrent, que acabó sentado junto con el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla.

En cuanto a la formula utilizada por Oriol Junqueras, sobre la que el líder de ciudadanos, Albert Rivera, ha protestado desde su escaño pidiendo a la presidenta, Meritxell Batet, que actuara ha sido la siguiente: “Desde el compromiso republicano y como preso político sí prometo”. Formula que la Presidenta considera que avala la sentencia del Constitucional de 1990.

Tras todo lo sucedido en esta primera sesión es difícil aventurar si la legislatura será larga o breve, pero lo que sí promete es que será muy activa y polémica.