Una pareja convivió dos años con 80.000 abejas ocultas en la pared de su dormitorio

"Para tener un enjambre así, han podido estar con el zumbido en la oreja un año", explica el apicultor que les ha ayudado

Durante un tiempo, a una pareja de Pinos Puente, en Granada, le ha costado mucho tiempo conciliar el sueño. La razón era el continuo zumbido que escuchaban detrás de las paredes. Hartos de no pegar ojo y sospechando que pudiesen ser abejas llamaron a un apicultor. Lo que no esperaban ni por asomo eran que este profesional encontrase tras el dormitorio a más de 80.000 abejas.

“Para tener un enjambre así de grande ha podido estar con el zumbido en la oreja un año”, explica Sergio Guerrero, apicultor, que fue a la vivienda cuando le avisaron los dueños, calculando que el panal se comenzó a formar hace más tiempo, casi unos dos años. “No puedo comprender cómo han estado conviviendo con esa cantidad de miles de abejas durante cerca de dos años“, asegura.

Me costó siete horas llevar a cabo la extracción hasta liberarlas en la montaña. Completamos todo el proceso y las extrajimos sin más problemas”, cuenta el apicultor en declaraciones al ‘Ideal’, que informa que Guerrero ejecuta el rescate junto a un sistema de aspiración especial que garantiza que no quede una sola abeja sin salvar.

Sergio ha retirado en Granada más de medio millón de abejas en lo que va de año. “(Una reina) es capaz de poner hasta 1400 huevos diarios”, dice, aunque reconoce que no es habitual enjambres tan grandes.

Ante el más mínimo indicio, lo importante es ponerse en manos de un experto. “Que no se les ocurra ni fumigar, ni toquetear, ni hacer nada”, recomienda Sergio.

Leer más noticias sobre