Al menos once muertos en un tiroteo en un bar de Brasil

La policía sospecha que el suceso puede estar relacionado con disputa entre facciones criminales por el control del tráfico de drogas

Al menos once personas murieron este domingo en un asesinato múltiple al ser tiroteadas por siete individuos en un bar en la región norte de Brasil, informaron fuentes oficiales. De acuerdo con la Policía Militarizada del norteño estado del Pará, otra persona resultó herida en el ataque, perpetrado en el barrio de Guamá, situado en la periferia de la capital regional Belem, y se encuentra bajo la protección de las autoridades.

Entre los muertos hay cinco hombres y seis mujeres, entre las que estaría la dueña del bar que fue blanco del ataque.

Según las autoridades, siete hombres armados y encapuchados llegaron al establecimiento en tres coches y una motocicleta y abrieron fuego contra las víctimas, cuyas identidades aún no fueron divulgadas.

La Policía Civil del estado abrió una investigación y señaló que, de momento, no hay informaciones oficiales sobre los motivos o presuntos autores del crimen.

Sin embargo, una fuente policial que pidió anonimato explicó a Efe que los agentes trabajan con la posibilidad de que se trate de una disputa entre facciones criminales por el control del tráfico de drogas en la región, conocida por su altos índices de violencia.

Otra hipótesis, según dicha fuente, es que podría tratarse de una venganza por la muerte de dos policías militarizados la semana pasada.

Testigos que estaban en el local a la hora del ataque declararon a los medios que los siete hombres efectuaron múltiples disparos, sobre todo en la cabeza de las víctimas.

Algunos de los clientes que se encontraban en el bar lograron esconderse y han sido atendidos por las ambulancias.

Con el objetivo de combatir la fuerte ola de violencia que azota el estado, el ministro de Justicia y Seguridad Pública de Brasil, Sérgio Moro, admitió la petición del gobernador del Pará, Helder Barbalho, y autorizó el pasado mes de marzo el envío de centenares de agentes de la Fuerza Nacional de Seguridad.