Biden inicia su campaña a la Casa Blanca con ataques a Trump y llamando a la unidad

El exvicepresidente es el favorito de los Demócratas a nivel nacional y ha arrancado su campaña en Filadelfia con importantes donaciones

El exvicepresidente y precandidato presidencial demócrata Joe Biden ha dado el pistoletazo de salida a su campaña con un acto en Filadelfia en el que ha hecho un llamamiento a la unidad y ha centrado sus ataques en el actual inquilino de la Casa Blanca, Donald Trump.

Nuestra política es ahora tan miserable, tan ruin, tan partidista, tan polémica y tan improductiva… tan improductiva… En lugar de debatir con nuestros oponentes, los demonizamos. En lugar de cuestionar un argumento, cuestionamos sus motivos. En lugar de escuchar, gritamos. En lugar de buscar soluciones, buscamos puntuar políticamente”, ha afirmado.

El objetivo declarado de su campaña es “restaurar el alma de nuestra nación” porque “la política nos está separando (…) y nuestro presidente es el separador en jefe”. “Os pregunto una cosa: ¿Nosotros, como nación, creemos que hay una equivalencia moral entre los supremacistas blancos, los neonazis, el Ku Klux Klan y quienes animan a enfrentarse a ellos? No. No lo creemos, pero Trump sí lo cree”, ha argumentado. “¿Somos un país que acoge a dictadores y tiranos como (Vladimir) Putin y Kim (Jong Un)? No, pero Trump lo hace“, ha añadido.

Pese a su estrategia política de presentarse como un estadista, cada vez son más las voces dentro del propio Partido Demócrata que consideran que un septuagenario blanco no es el mejor candidato de un partido cada vez más diverso y liberal. “Después de la victoria de Trump, que prometía agitar el sistema, ¿qué podría ser menos atractivo para los votoantes y nuestras bases que un político profesional cuyo principal logro es lograr acuerdos en cuartos oscuros con políticos corruptos y grandes empresas?”, se ha preguntado una integrante del Comité de la Campaña por el Cambio Progresista, Stephanie Taylor.

El propio Biden ha evitado en su presentación referirse a sus posturas más polémicas durante sus décadas en el Senado. “Hay quien dice que Biden no se entera, que no se puede colaborar con los republicanos (…). Voy a decir algo escandaloso. Sé cómo hacer que el gobierno funcione“, ha remachado.

Biden se ha posicionado como la opción centrista frente a otros candidatos situados más a la izquierda. Sin embargo, en su presentación ha prometido carreras técnicas gratuitas, inversiones en infraestructura “verde” y una “revolución de la energía limpia”. De hecho, es el favorito en todas las encuestas a nivel nacional y cuenta con generosas donaciones a su campaña.

Bernie Sanders busca el apoyo afroamericano

Este mismo sábado, otro de los favoritos para la nominación demócrata, Bernie Sanders, ha presentado su propuesta educativa y ha anunciado miles de millones en inversiones en el sistema público, una promesa que podría ganarle el apoyo de los votantes negros que le dieron la espalda en su anterior intentona, en 2016.

Sanders ha presentado en Carolina del Sur un plan de diez puntos para acabar con las desigualddades raciales en el sistema educativo público. “Todo niño o niña tiene derecho a una educación de calidad K-16 (4-16 años) sea cual sea tu raza, tu renta y tu código postal“, ha explicado Sanders. Además propone mejoras en el salario del profesorado y que el colegio cubra los almuerzos.

En 2016 sus propuestas liberales diferenciaban a Sanders de sus contendientes, pero ahora muchos de sus más de 20 rivales han asumido su discurso y tiene que reivindicarse como pionero de ciertas propuestas progresistas.