La Iglesia beatifica a la química madrileña Guadalupe Ortiz de Landázuri

Colaboradora de Escrivá de Balaguer, fundador del Opus, contribuyó a la puesta en marcha del Centro de Estudios e Investigación de Ciencias Domésticas

La Iglesia católica ha beatificado este sábado a la química madrileña Guadalupe Ortiz de Landázuri (1916-1975), figura destacada del Opus Dei y reconocida científica, en una ceremonia multitudinaria en la que han participado personas de 60 países, cardenales, obispos y sacerdotes.

En la homilía, el cardenal Angelo Becciu, prefecto de la Congregación de las Causas de los Santos, ha destacado la figura de Ortiz de Landázuri, que ha sido “luz para aquellos que ha encontrado a lo largo de su existencia, mostrando un coraje y una alegría de vivir que procedían de su abandono en Dios”.

Más de 11.000 personas de 60 países han acudido al madrileño palacio de Vistalegre para asistir a la beatificación de Ortiz de Landázuri, figura clave en el Opus Dei, que llevó el mensaje de la Obra a México, y que destacó también en otros ámbitos, como el científico, al recibir el prestigioso Premio Juan de la Cierva en 1965 por su labor investigadora.

Cercana colaboradora de Josemaría Escrivá de Balaguer, fundador del Opus, Ortiz de Landázuri colaboró con él en el gobierno de la Obra en Roma y también contribuyó a la puesta en marcha del Centro de Estudios e Investigación de Ciencias Domésticas (CEICID), del que fue subdirectora y profesora.

A esta faceta académica se ha referido en su homilía el cardenal Becciu, que ha subrayado cómo Ortiz de Landázuri ha sabido ser, en cada circunstancia, “un don para los demás, cuidando especialmente la formación de las estudiantes y dedicándose a la investigación científica para promover el progreso de la humanidad”.

El cardenal arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, el presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Ricardo Blázquez y el prelado del Opus Dei, Fernando Ocáriz han concelebrado la ceremonia en la que se han leído unas palabras del papa Francisco, que ha destacado la entrega a los demás de esta nueva beata.

“Guadalupe puso sus numerosas cualidades humanas y espirituales al servicio de los demás, ayudando de modo especial a otras mujeres y a sus familias necesitadas de educación y desarrollo, y todo esto lo realizó sin ninguna actitud proselitista”, ha subrayado el pontífice.

El papa Francisco autorizó en mayo de 2017 el decreto con el que se declaró venerable a esta científica española, primer paso en los procesos de beatificación y el pasado mes de junio firmó el decreto con el que se le ha beatificado.