Detenido en Francia Josu Ternera, exjefe político de ETA, tras 17 años de fuga

La Guardia Civil, junto con el Servicio de Inteligencia Interior de Francia, ha detenido este jueves en Sallanches, en los Alpes franceses, al histórico dirigente de ETA José Antonio Urruticoetxea Bengoetxea, Josu Ternera, tras 17 años en búsqueda. El exjefe político de la banda terrorista, de 69 años, se encontraba huido de la justicia y sobre él que pesaba una orden internacional de detención dictada por Interpol y era el militante de ETA más buscado por los servicios policiales tanto españoles como franceses.  El exdirigente de ETA fue trasladado tras comparecer ante un juez a la prisión de Bonneville, donde permanecerá un máximo de cuatro días mientras se organiza su traslado a París.

La detención de Josu Ternera se ha producido a primera hora de la mañana en esa localidad del departamento de Alta Saboya cuando iba al médico, según fuentes de la investigación.

El histórico dirigente de ETA pidió ser examinado por un médico en la Brigada de la Gendarmería francesa, a donde fue trasladado tras su arresto, y a continuación se le condujo a un hospital, donde ingresó bajo custodia policial y, posteriormente, fue trasladado ya a la ciudad de Bonneville para prestar declaración ante el juez, según han confirmado fuentes policiales.

Custodiado por agentes de la policía francesa, el histórico jefe de la banda terrorista abandonó la comisaría de Sallanches, en el departamento francés de Alta Saboya, a bordo de un automóvil, escoltado por otro vehículo policial. Tras su comparecencia ante el juez, Ternera ingresó en la prisión de Bonneville, donde permanecerá un máximo de cuatro días mientras se organiza su traslado a París.

En una comparecencia en el Congreso, el ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, ha agradecido la actuación de la Guardia Civil y ha apuntado a que entre las posibilidades que se abren ahora está la entrega temporal para que sea juzgado en la Audiencia Nacional, pese a que tiene pendiente una condena en Francia.

Sobre el estado de salud de Josu Ternera ha pedido cautela, aunque ha añadido: “Ha sido detenido en la calle, caminando y en un aparcamiento. Podemos inferir que su salud es razonable“.

La detención ha tenido lugar en el marco de la operación ‘Infancia robada‘, cuyo nombre es un homenaje a los niños asesinados en el atentado contra la casa cuartel de Zaragoza y de otros que fallecieron en acciones de ETA como las de Vic (Barcelona), Santa Pola (Alicante, Dirección General de la Guardia Civil en Madrid y el asesinato de Fabio Moreno en Bilbao.

Así fue su detención

Según informa el diario El País tras consultar fuentes policiales,la investigación que ha llevado finalmente a la detención de Josu Ternera se inició con el seguimiento a un antiguo colaborador del histórico dirigente de ETA. Dicho seguimiento llevó a la Guardia Civil a las primeras pistas: los problemas de salud que arrastraba Urruticoetxea y que hacía suponer a los investigadores que estaba recibiendo un tratamiento médico.

Estas pistas han sido fundamentales para localizar el hospital en el que Josu Ternera estaba recibiendo tratamiento por un cáncer bajo una identidad médica, según informa el diario La Vanguardia. Este jueves tenía una cita médica, lo que finalmente ha permitido su arresto.

Los servicios de información seguían la pista al histórico jefe de ETA tras descubrir que había fijado su residencia cerca de la localidad de Saint Gervais les Bains, en una zona muy concurrida para la práctica de deportes de invierno y a escasa distancia de las fronteras entre Francia, Suiza e Italia. Entre este municipio y Sallanches distan 11 kilómetros.

‘Josu Ternera’, que puso voz junto a Soledad Iparraguirre, alias ‘Anboto’, al comunicado de disolución de ETA en mayo de 2018, era uno de los objetivos prioritarios de las fuerzas de seguridad. Su último rastro se diluye en julio de 2013. Ese año fue escapó de un operativo policial en torno a un piso alquilado en Durban-sur-Arize, en el sur de Francia y muy cerca de Andorra y de la frontera española, donde visitaba a su mujer y su hijo recién nacido.

Último líder simbólico de ETA

Con ‘Josu Ternera’ cae el último líder simbólico que le quedaba a ETA una vez derrotada. Su búsqueda se remonta a su paso a la clandestinidad en noviembre de 2002 cuando era parlamentario por Euskal Herritarrok tras haber sido citado a declarar por el Tribunal Supremo por ordenar el atentado contra la casa cuartel de Zaragoza en el que fueron asesinadas once personas, seis menores de edad.

Según han informado a Efe fuentes judiciales francesas Josu Ternera será presentado ante un juez de instrucción francés y entrará en una prisión gala para cumplir una pena de ocho años que le fue impuesta en Francia el 1 de junio de 2017 por si papel como miembro del aparato político de ETA.

La Audiencia Nacional española pedirá su entrega para que sea juzgado en España por las cuatro causas que tiene pendientes, entre ellas en la que está acusado de haber dado la orden para el atentado en 1987 contra la casa cuartel de la Guardia Civil de Zaragoza y otra dirigida contra él y otros cuatro exdirigentes de ETA por crímenes de lesa humanidad. También será reclamado por el asesinato del directivo de Michelin Luis María Hergueta Guinea en 1980 y por la financiación de ETA a través de las herriko tabernas.

Fuentes penitenciarias han señalado que Josu Ternera solo ha estado preso preventivo entre el 5 de mayo de 1996 y el 14 de enero de 2000, periodo en el que entró en la cárcel de Meco (Madrid) y salió de la de Nanclares de Oca (Álava).

Víctimas y partidos celebran su detención

La presidenta de la Fundación Víctimas del Terrorismo, Marimar Blanco, ha calificado su detención como paso “muy importante para la defensa de la dignidad” de todos los afectados que reclaman que rinda cuentas ante la justicia.

Su homónima en la Asociación Víctimas del Terrorismo, Maite Araluce, ha dicho que muchas personas de este colectivo estarán ya más tranquilas, mientras que Dignidad y Justicia ha anunciado que este mismo jueves iba a pedir la inmediata extradición de Josu Ternera para que sea juzgado primero en España. El Colectivo de Víctimas del Terrorismo espera que ahora sean detenidos “el resto de miembros de la banda terrorista que están huidos y que tienen causas pendientes con la justicia”.

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha celebrado la detención y ha reconocido la labor y la cooperación de la Guardia Civil y los servicios de investigación franceses. Por su parte el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha explicado que Josu Ternera ha sido detenido en la calle “caminando en un aparcamiento” cuando iba acompañado por una persona. Fuentes de la investigación han precisado que trata de un hombre que tras ser interrogado en dependencias policiales ha quedado en libertad.

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, ha valorado la detención y ha felicitado a la Guardia Civil por su “ejemplaridad” y a Francia por su colaboración. Por su parte, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha dicho: “Las víctimas del carnicero van a dormir más tranquilas, vamos a dormir tranquilos muchos españoles”

El lehendakari, Íñigo Urkullu, ha comentado que “la historia no terminó hace un año con la disolución de ETA”, porque aún existen “atentados pendientes de ser esclarecidos” y no solamente los cometidos por la organización terrorista. El líder de EH Bildu, Arnaldo Otegi, ha situado la detención en un “contexto electoral” y como parte de la “carta de presentación” del PSOE, al que ha advertido de que los problemas se solucionan mediante “el acuerdo y la negociación” y no “por la vía policial, judicial y de las cárceles”.

RELACIONADO