La Guardia Civil halla un millón de euros en una furgoneta accidentada y los ocupantes niegan ser sus dueños

El conductor del vehículo, en el que viajaban otras dos personas, dio positivo en las pruebas de alcohol y drogas

Efectivos de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Granada están investigando la procedencia de casi un millón de euros en metálico aparecido en una furgoneta que se salió de la vía en la A-92 a la altura de Huétor Santillán, sin que ninguno de los tres ocupantes del vehículo, heridos leves, reconocieran ser los dueños del dinero.

Así lo han indicado fuentes de la Guardia Civil, que recaba datos sobre este dinero, que apareció en el vehículo y esparcido alrededor del mismo, según ha adelantado este miércoles el diario ‘Ideal’.

La Guardia Civil de Tráfico fue avisada en la madrugada del pasado jueves de este accidente, y, al llegar los agentes al lugar de los hechos, encontraron a dos de los ocupantes del vehículo, de nacionalidad lituana, dentro del mismo, y a otro, que resultó ser el conductor, en la vía, sin que ninguno reconociera la propiedad de los billetes.

A este último se le practicaron las pruebas de alcohol y drogas en sangre, dando positivo en ambas. Ninguno de los ocupantes ha sido detenido, si bien se podrían enfrentar a multa por infracción administrativa por no haber solicitado el permiso pertinente para viajar con esa cantidad de dinero.

El máximo importe que se puede transportar en metálico por el territorio nacional, sin requisito previo alguno, es de 100.000 euros o el equivalente en moneda extranjera.

Para cantidades superiores, es necesario que sea declarado en un documento gratuito que se presenta ante las delegaciones de Hacienda o Aduanas, cuya copia debe portar el responsable en todo momento.

En caso de que el dinero sea para llevarlo al extranjero, la cantidad máxima es de 10.000 euros, todo ello con el objetivo, según la Guardia Civil, de “prevenir el blanqueo de capitales y otras formas graves de criminalidad como la financiación del terrorismo”.