El árbitro esloveno Damir Skomina dirigirá la final de Champions entre Tottenham y Liverpool

El Comité de Arbitraje de la UEFA ha anunciado este martes que el colegiado esloveno Damir Skomina arbitrará la final de la Liga de Campeones, que se disputará en el estadio Wanda Metropolitano el 1 de junio (21.00 horas) entre el Tottenham y el Liverpool ingleses.

El árbitro, de 42 años e internacional desde 2002, ya sabe que lo que es pitar finales de competiciones europeas ya que dirigió la de la Liga Europa entre el Ajax y el Manchester United en 2017, y la de la Supercopa de Europa que disputaron el Chelsea y el Atlético de Madrid en 2012. También fue cuarto árbitro en la final de la Liga de Campeones de 2013 entre Borussia Dortmund y Bayern de Múnich.

El de la final será el quinto partido de ‘Champions’ que Skomina arbitre este año, además de dos encuentros en la Liga Europa. En el Wanda Metropolitano, el esloveno estará asistido por sus compatriotas Jure Praprotnik y Robert Vukan, mientras que el cuarto árbitro será el español Antonio Mateu Lahoz.

Además, el árbitro asistente del VAR será el holandés Danny Makkelie, que estará ayudado por su compatriota Pol van Boekel, y por los alemanes Felix Zwayer y Mark Borsch.