Carla Suárez alcanza en Roma su victoria 500 y Bautista se despide ante Kachanov

La tenista española Carla Suárez se clasificó este martes para la segunda ronda del torneo de Roma, de categoría Premier 5 de la WTA, mientras que su compatriota Roberto Bautista no pudo superar meterse en los octavos de final del quinto Masters 1.000 de la temporada.

En el cuadro femenino, Carla Suárez, finalista en 2015 en el Foro Itálico, se unió en la segunda ronda a Garbiñe Muguruza después de tomarse la revancha ante la joven ucraniana Dayana Yastremska, a la que derrotó por 6-4, 1-6, 6-3 para alcanzar la simbólica cifra de 500 victorias en el circuito WTA.

La de Las Palmas había caído contra su rival en el pasado Abierto de Australia, pero en esta ocasión supo cambiar las tornas en un partido que acumuló un total de 25 bolas de rotura y un total de diez ‘breaks’, cinco para cada una.

En este sentido, la canaria empezó mejor y rompió en dos ocasiones para ponerse con un cómodo 3-0. Yastremska recuperó uno de los saques, pero lo perdió una tercera vez y pese a devolverle la moneda a Suárez y presionar con 5-4, a la española no le falló ya el saque para cerrar el parcial en blanco.

El segundo set, en cambio, fue de pleno dominio de la ucraniana que arregló los problemas con su servicio, que no perdió y con el que no cedió ninguna bola de rotura, haciendo valer dos ‘breaks’ para forzar una tercera y definitiva manga donde la grancanaria volvió a comenzar muy entonada para coger una ventaja de 5-1 que su rival no pudo enjugar.

Kachanov remonta ante Bautista

Menos suerte hubo en el cuadro masculino, donde el único representante español del martes, Roberto Bautista, resultó eliminado en la segunda ronda ante el ruso Karen Kachanov, vencedor en tres mangas por 5-7, 6-4, 6-2 tras dos horas y media de partido.

El castellonense rompió su buena racha ante el de Moscú, undécimo cabeza de serie en la Ciudad Eterna, al que había ganado en sus tres últimos enfrentamientos y con el que vivió un buen pulso en el primer set, decidido a su favor por un ‘break’ cuando su rival buscaba igualar a seis.

Ese juego había sido el único que había ofrecido algún resquicio para los restos y que dio paso a un segundo set donde hubo más concesiones en este sentido. Kachanov fue el primer en romper y aunque Bautista igualó a continuación, se dejó otro ‘break’ en un juego aparentemente encarrilado y que le costó la manga pese a que gozó de un más que óptimo 0-40 para haberlo evitado. El ruso se creció y volvió a coger ventaja con un quiebre en el tercer juego del decisivo tercer set, que el de Castellón ya no pudo enjugar.