Torra no recibe al Rey pero ambos se saludan en el interior del Salón del Automóvil

El Rey Felipe VI y el presidente de la Generalitat, Quim Torra, se han saludado este viernes dándose la mano en el almuerzo conmemorativo del centenario del salón Automobile Barcelona, en el recinto Montjuïc de Fira de Barcelona. La entrada del Rey al recinto se ha producido en dos momentos: primero el tradicional 'besamanos' y luego ha acudido a la foto de familia del evento, en la que estaban Torra, otras autoridades y representantes del salón y del sector de la automoción.

Felipe VI ha descendido del automóvil en el que se ha trasladado hasta el recinto ferial de Montjuic y ha saludado a las autoridades que le esperaban, entre ellas la ministra de Industria, Reyes Maroto, la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera, y los máximos responsables del Salón.

En concreto, le esperaban el presidente del Automobile, Enrique Lacalle; el de la Fira de Barcelona, Pau Relat; y el de la patronal Anfac, José Vicente de los Mozos, así como Javier de Godó.

Minutos antes había llegado Torra, pero no se quedó en el exterior y accedió al pabellón en el que se ha celebrado la ceremonia inaugural.

Allí ha esperado a que también entrara el rey, quien tras estrechar la mano a otras autoridades situadas en una segunda línea de saludo de la que tampoco formaba parte Torra, se ha dirigido al estrado en el que aguardaban representantes de sector de automóvil para la foto de familia.

Junto a ellos se encontraba el presidente de la Generalitat, y cuando el jefe del Estado le ha visto, se ha dirigido a él y ambos se han saludado sin intercambiar comentarios.

En la foto de familia, Torra se ha situado a la derecha de rey, quien ha departido de forma distendida con otros protagonistas de la instantánea pero en ningún momento ha cruzado palabra con el president.

Tampoco han hablado al finalizar la foto y mientras se formaban diversos corrillos antes de que todos se dirigieran a las mesas habilitadas para el almuerzo con el que se ha inaugurado oficialmente el Salón del Automóvil.

Felipe VI y Torra se han situado uno frente a otro en la mesa presidencial, pero su diámetro hacía muy difícil que pudieran entablar una conversación.

En la misma mesa se han sentado, entre otros, Maroto, Cunillera, Lacalle, Relat, De los Mozos, el conde de Godó, el presidente de la CEOE, el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi; el de la Cámara de Comercio de España, José Luis Bonet; y el de Repsol, Antonio Brufau.

Debido a que en la medianoche de este viernes comenzó la campaña de las elecciones municipales, autonómicas y europeas, en el acto no ha habido intervenciones del rey ni de ningún representante político, y sólo han tomado la palabra el presidente del Salón, el de la Feria de Barcelona y el de Anfac.

Felipe VI sí ha estampado su firma ante todos los asistentes al almuerzo en un espacio conmemorativo de los cien años del Salón del Automóvil que se celebran en esta edición.

Estaba previsto que el rey estuviera acompañado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, pero horas antes del evento canceló su viaje a Barcelona para seguir desde Madrid la evolución del exsecretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, quien se encuentra ingresado en estado muy grave tras sufrir un ictus.

Una vez terminado el almuerzo, el rey, el resto de autoridades y los representantes del sector realizarán una visita a los diversos pabellones del Salón.