Nadal supera sin problemas su debut en Madrid ante el pujante Auger-Aliassime

El tenista español Rafa Nadal comenzó su andadura este miércoles en el Mutua Madrid Open, cuarto Masters 1.000 de la temporada, con una sobria victoria ante el joven canadiense Felix Auger-Aliassime en dos sets por 6-3, 6-3, en una hora y 39 minutos.

El balear, pentacampeón en la cita madrileña y aquejado por un virus estomacal en los días previos, sacó adelante un engañoso debut, tanto por el rival, una de las sensaciones del año, como por las condiciones, con el siempre incómodo viento, pero el segundo favorito supo adaptarse y firmar un triunfo más plácido de lo esperado.

El de Manacor afrontaba este Masters 1.000 después de no comenzar demasiado bien la gira de tierra, con derrotas en semifinales en Montecarlo y Barcelona, aunque de esta última, ante el austriaco Dominic Thiem, había salido con bastante más optimismo y en la Manolo Santana no dejó demasiadas dudas, aunque no firmase un partido ‘espectacular’, con más errores de los normales, y ofreciese sus ya casi clásicas dudas para cerrarlo con todo a favor.

Auger-Aliassime, de 18 años e invitado por la organización, se perfilaba como un buen test. El canadiense ha irrumpido este año desde más allá del ‘Top 100’ al 30 del mundo, y jugando ya una final en arcilla roja, en Río de Janeiro, y una semifinal de Master 1.000 en Miami desde la previa, aunque tampoco había estado a gran nivel en las tierras batidas monegasca y barcelonesa.

Aún así, avalado por un buen saque, un buen ‘drive’ y un revés cruzado afilado, empezó plantando cara a Nadal, pero, sin embargo, aflojó en cuanto el tenista español le hizo el ‘break’ que decantó el primer parcial, más incómodo en las condiciones de una Manolo Santana descubierta después de que la climatología obligase a techarla en los primeros partidos.

La igualdad predominó al inicio del encuentro, pero el balear, muy dominador al servicio, aguantó paciente su oportunidad, que llegó en un octavo juego que tenía bien encarrilado el norteamericano (40-15) y que terminó cediendo.

Nadal no dudó en sentenciar el set y comenzó el segundo con otra rotura ante un Auger-Aliassime que bajó su nivel. El pentacampeón encadenó cinco juegos seguidos para empezar a acercarse a la tercera ronda, avalado por su firmeza al servicio.

Los errores del joven canadiense le entregaron otro quiebre ya decisivo, pero antes de cerrar, se dejó un saque por el camino y tuvo que esperar a su sexta bola de partido al resto para lograrlo. Otro ‘NextATPGen’ como el estadounidense Frances Tiafoe, al que ya batió con autoridad en el Abierto de Australia, será el siguiente examen del ‘rey de la tierra’.

Leer más noticias sobre