Los jueces permiten a Puigdemont, Ponsatí y Comín concurrir a las europeas obligados por el Supremo

Varios juzgados de Madrid han permitido al expresidente de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont y a los exconsellers Clara Ponsatí y Antoni Comín presentarse a las elecciones europeas del día 26 al estimar que no se lo impide el hecho de que estén en situación de fugados de la justicia española. Así lo han acordado los juzgados de lo Contencioso-Administrativo números 9 y 21 de Madrid en sendas sentencias en las que estiman los recursos de los prófugos contra la decisión de la Junta Electoral Central (JEC) de excluirles de la lista de Lliures per Europa, la marca con la que concurre JxCat a las europeas. Eso sí, los jueces dejan claro en sus sentencias que toman la decisión porque ese es el criterio establecido por el Tribunal Supremo, una instancia superior.

El Supremo estableció el domingo en un auto que debía ser la justicia ordinaria la que resolviera los recursos pero aprovechaba para dejar sentado que a su juicio “no concurre ninguna causa de inelegibilidad” en los recurrentes. Estos últimos, según los jueces, se han colocado “voluntariamente en una situación de burla de otra obligación esencial con trascendencia en la ordenación del proceso electoral” y “son ellos mismos quienes, por su propia actuación y su propia voluntad, se han colocado en una situación que afecta a su condición de electores”. Sin embargo, los magistrados recuerdan que el alto tribunal ha señalado que “el sufragio pasivo es un derecho fundamental que la Constitución reconoce a todos los ciudadanos españoles, de manera que solo cabe excluir en su ejercicio a quienes, conforme a la Ley Electoral, se encuentren incursos en causa de inelegibilidad”. Entre las circunstancias que contempla la ley para llegar a esa conclusión “no figura la de hallarse en rebeldía, como se encuentran los recurrentes”.

Además, las sentencias recalcan que la situación de rebeldía de Puigdemont, Comín y Ponsatí es “directamente imputable” a la decisión que tomó el instructor de la causa del ‘procés’, Pablo Llarena, al retirar “unilateralmente y por propia voluntad las órdenes de extradición emitidas contra ellos”. Recuerdan que el Tribunal de Schleswig-Holstein, en Alemania, ya había acordado la entrega de Puigdemont “con ciertas condiciones” -por el delito de malversación y no el de rebelión-, por lo que es “indiscutiblemente falso que la situación de rebeldía procesal en la que se encuentra en España le sea imputable personalmente”.

Todo ello, añaden, unido a que Puigdemont, Ponsatí y Comín tienen “domicilio conocido” y despliegan “actividad pública con normalidad, hasta el punto de presentarse a unas elecciones”. Y es que, aunque los recurrentes se encuentran fuera de España, están dados de alta en un municipio español y, “mientras los órganos competentes no adopten acuerdos para darles de baja del padrón de habitantes, ha de mantenerse la inscripción, sin que corresponda a las juntas electorales poner en duda los datos que consten en los registros públicos en el supuesto que se enjuicia”.

Las sentencias de los juzgados son conformes también al criterio de la Fiscalía que pidió que se estimasen los recursos, al considerar que la resolución de la JEC no es ajustada a derecho en cuanto a que vulnera el derecho fundamental de sufragio pasivo de los recurrentes. Pese a todo, el presidente del PP, Pablo Casado, ya ha anunciado que su partido presentará un recurso ante el Tribunal Constituciona. Casado ha hecho este anuncio en la rueda de prensa en el Palacio de la Moncloa tras entrevistarse con el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez. En esa comparecencia, ha explicado que los ‘populares’ consideran un “fraude de ley” que un fugado de la justicia española aspire a representar a este país para seguir haciendo “propaganda” pagada con fondos públicos contra el mismo país al que aspira a representar.

La portavoz de Ciudadanos, Inés Arrimadas, no ha aclarado si su partido también recurrirá, después de haber impulsado el recurso ante la Junta Electoral junto al PP. Arrimadas ha afirmado que su partido ve una “vergüenza” que la legislación española, al contrario que otras europeas, permita que un “prófugo de la Justicia” como Carles Puigdemont pueda presentarse a unas eleccione. Ha llegado a señalar que en algunos países europeos, como Alemania, ni siquiera se permite que concurran a las elecciones partidos que aboguen por la secesión de una parte del territorio del Estado. “Somos tan demócratas que respetamos las decisiones judiciales y vivimos en un país tan democrático que permitimos que alguien que ha dado un golpe de Estado se presente a las elecciones”, ha ironizado.

El recurso del PP será estudiado por la Sala Primera del Tribunal Constitucional (TC) que se reunirá previsiblemente el próximo miércoles. Pero a Puigdemont le ha faltado tiempo para celebrar el fallo de la justicia ordinaria. El expresidente de la Generalitat ha reivindicado la labor de su equipo jurídico. “Hay un muy buen trabajo jurídico detrás de cada victoria conseguida. Todo este potencial lo pondremos al servicio de ganar causas y proyectos para el conjunto de los ciudadanos desde el Parlamento Europeo. Nuestro equipo sabe qué tiene entre manos, cómo combatir y cómo ganar”, ha reivindicado en Twitter.

Puigdemont también ha agradecido al candidato de los comuns a las elecciones generales, Jaume Asens, su “apoyo a los derechos fundamentales”, ya que ha hecho un tuit celebrando que pueda concurrir a los comicios. “Muchas gracias Jaume Asens, tu apoyo a los derechos fundamentales ha sido claro desde el primer día, y tu respaldo lo hemos sentido siempre. Te honra que, además, lo explicites. En los momentos más difíciles, tú has estado allí”, ha dicho.