El Santander apuesta por un Gobierno que genere confianza al inversor y que apoye la sostenibilidad fiscal

El consejero delegado de Banco Santander, José Antonio Álvarez, se ha mostrado este martes reacio a inclinarse por un tipo de acuerdo concreto entre los partidos políticos para formar Gobierno, pero ha deseado, tal y como ya hizo su presidenta, Ana Botín, que el que se forme, permita un crecimiento económico sostenible e inclusivo del país, que apoye la sostenibilidad fiscal y que de confianza a los inversores.

En este sentido ha desmentido que ellos hayan aconsejado al Gobierno una alianza con Ciudadanos, precisando que lo que los servicios del banco han hecho ha sido advertir de que el consenso de experto se inclina por esta posibilidad.

Tampoco ha querido manifestarse sobre futuribles y ha evitado comentar sobre la posibilidad de que se incluya una tasa a la banca o a las transacciones financieras como pide Podemos. Se ha limitado a recordar que ya la presidenta de la entidad, Ana Botín, en la presentación de resultados del año comentó que un impuesto general exclusivo para un sector como el bancario generaría “asimetrías" en el mercado.

"Hay que dar confianza al inversor”, ha afirmado y conseguir que España sea un país atractivo para invertir, y que sirva para entre otras cuestiones, reducir el paro, ha dicho Álvarez durante la presentación de las cuentas trimestrales del grupo.

“Colaboramos de forma constructiva con todos los gobiernos, de distintos signos políticos y esa es la política del banco”, ha sostenido. Sobre posibles acuerdos ha reiterado que “es un tema de partidos” y que son ellos los que “tendrán que ver los programas y acuerdos dentro de lo razonable”.

En cuanto al futuro de la economía en general, el número dos de la entidad, ha comentado que espera que las economías en las que opera el grupo crezcan en el torno de entre un 1,5% y un 2%, lo que es menos que un año antes, no obstante, se ha mostrado "optimista" en cual pueda ser el impacto para la entidad ya que confía que se mantenga una tendencia de crecimiento “sostenible”.

“En un escenario de menor crecimiento económico, todos nuestros mercados principales tienen proyecciones de aumento (excepto Argentina)” ha asegurado y confían en aumentar los ingresos fundamentalmente en América.

Al mismo tiempo, espera que los costes estén bajo control, mejorando las sinergias y eficiencia, con un coste del crédito que “debería permanecer en niveles bajos”. Con este panorama, su objetivo, ha comentado, será “ganar cuota de mercado, mejorar la rentabilidad y fortalecer su gestión de capital”

Álvarez augura que los tipos de interés se van a mantener bajos y que se mantendrá de momento la incertidumbre por el Brexit, lo que seguirá afectando a su negocio en Reino Unido.

Respecto a los resultados, Álvarez, ha defendido la caída del 10% hasta los 1.840 millones hasta marzo, por el aumento de los costes de reestructuración en Reino Unido y Polonia.

Sin embargo, se ha mostrado tranquilo en cuanto al futuro a corto plazo y ha dicho que la tendencia del negocio ordinario sigue al alza con un aumento del margen de intereses del 3% hasta los 8,682 millones de euros con una reducción del gasto del 2%.

Además, ha resaltado la buena marcha de la base de clientes digitales y de los vinculados (con varios productos) y que los volúmenes de créditos, depósitos y fondos de inversión ha crecido a lo largo del trimestre.  No obstante, ha reconocido que el ROTE ordinario de la entidad que se ha situado en el 11% ha sido afectado por la debilidad de los mercados fundamentalmente mayoristas y por otros impactos contables.

Ejecutar el ERE este año

En cuanto al ERE en los servicios centrales con motivo de la absorción del Popular que va presentar a los sindicatos en los próximos días, Álvarez ha dicho que confía en que se llegue a un acuerdo con los agentes sociales lo “antes posible” y en “ejecutar el grueso del proceso en 2019. No el 100%, pero sí la mayor parte”.

“Iremos a la mesa de negociación con el mejor de los ánimos y con la intención de alcanzar acuerdos en un corto espacio de tiempo. Así lo deseo y lo espero", ha resaltado, pero no ha querido desvelar su estrategia ni los detalles concretos.

Lo que sí ha avanzado, es que de los 700 millones en plusvalías obtenidos con la reciente alianza en depositaría suscrita con Crédit Agricole se destinarán a cubrir los costes del ajuste.

RELACIONADO