‘El Chicle’, condenado a cinco años por intentar agredir sexualmente a la joven de Boiro

El fallo asegura que José Enrique Abuín quiso "meter" a su víctima en el coche y "trasladarla a algún lugar para satisfacer su ánimo libidinoso"

La Sección Sexta de la Audiencia Provincial de A Coruña, con sede en Santiago, ha condenado a cinco años y un mes de prisión a José Enrique Abuín Gey, alias ‘El Chicle’, por los delitos de detención ilegal consumado y agresión sexual en grado de tentativa, de los que fue víctima una joven en Boiro, unos hechos ocurridos el 25 de diciembre de 2017.

Así, el fallo asegura que ‘El Chicle’ “buscó desde un principio y consiguió” privar a la denunciante “de su libertad ambulatoria”, y determina que su intención era “meterla en el coche y trasladarla a algún lugar para satisfacer su ánimo libidinoso“.

“No se le ocurre a este tribunal ninguna otra alternativa. Su intención no era la de apoderarse de su dinero o del móvil. Lo que pretendía era coger el teléfono de la víctima para que no pudiera pedir ayuda”, establece la sentencia, rechazando la argumentación en el juicio del acusado.

Afirman asimismo que el ataque sorpresivo a una mujer joven, de noche, en una zona poco transitada, y el intento reiterado de encerrarla en el maletero del vehículo “llevan a inferir, como única hipótesis verosímil, que trataba de trasladarla a un lugar más seguro para poder abusar sexualmente de ella”.

Para la sala, el hecho de que no lo haya podido materializar ha obedecido únicamente a la entereza de la víctima, que ha pedido preservar su anonimato, y que se resistió como pudo a la agresión sufrida; así como a la ayuda de los dos jóvenes que, al acudir en auxilio de aquella en esas Navidades, obligaron al acusado a huir del lugar del crimen sin lograr su objetivo último.

El acusado también ha sido condenado a la prohibición de acercarse a menos de medio kilómetros de la víctima, así como a su domicilio, y de comunicarse con ella por cualquier medio durante diez años.

En cuanto a las indemnizaciones, deberá abonarle a la perjudicada 11.546 euros por incapacidad temporal y secuelas y al servicio gallego de salud (Sergas) 1.120 euros más la cantidad que se determine en la fase de ejecución de la sentencia en concepto de los gastos de asistencia psicológica que se presten a la afectada.

Y, además de un delito de detención ilegal en concurso medial con un delito de agresión sexual en grado de tentativa, los jueces consideran a Abuín Gey igualmente culpable de un delito leve de lesiones por el que le han impuesto el pago de una multa de 600 euros.

Este caso, ocurrido en la Navidad de 2017, propició el desenlace de la desaparición de Diana Quer, después de que Abuín Gey fuese detenido por este intento de agresión y, finalmente, condujese a los agentes a la nave de Asados en la que había escondido el cadáver de la joven madrileña 500 días antes.

Así las cosas, la acusación en este caso, que también atribuía a Abuín Gey un delito de agresión sexual -confirmado por la sentencia-, respalda la petición de la familia de Diana Quer y de la fiscal, que también apuntan a que ‘El Chicle’ tenía una motivación sexual en el momento de secuestrar a la joven madrileña, independientemente de los restos físicos que pudieron localizarse. Este punto apoya, en el caso Diana Quer, la petición de prisión permanente revisable.