Los servicios de inteligencia ven en la ultraderecha un germen para el terrorismo

Los servicios secretos consideran el peligro de la ultraderecha igual que tras finalizar la segunda guerra mundial

La Oficina Federal para la Protección de la Constitución (BfV), uno de los tres servicios secretos alemanes, consideran que en los actuales movimientos de ultraderecha y en su entorno hay un germen terrorista, según un análisis al que ha tenido acceso el dominical “Welt am Sonntag”.

Según el informe, dentro de la ultraderecha y en su entorno hay pequeños grupos, conformados ante todo por hombres con una edad del alrededor de treinta años, en los que hay una clara disposición a la violencia.

Los temas que alimentan a esos grupos ideológicamente siguen siendo el rechazo a la migración, al derecho de asilo y la islamofobia.

Sin embargo, el informe matiza que en esos grupos la organización es deficiente y que no están hasta ahora en condiciones de planificar grandes acciones.

El diputado verde Konstantin von Notz, miembro de la comisión de secretos oficiales del parlamento alemán, dijo al “Welt am Sonntag” que actualmente la ultraderecha representa para la democracia alemana un peligro tan grande como el que representaba inmediatamente después de la II Guerra Mundial.

Actualmente, según Von Notz, los grupos de ultraderecha alemanes tienen contactos incluso con gobiernos de países vecinos y vínculos con diputados de parlamentos regionales del parlamento federal (Bundestag) en Alemania.

Actualmente, a agrupación Alternativa por Alemania (AfD), considera al menos en parte de ultraderecha, tiene escaños en el Bundestag y en todos los parlamentos regionales.

Las juventudes del partido y algunas organizaciones que pertenecen a la agrupación son observadas por la BfV con el objetivo de detectar planes y propuestas que atenten contra el orden constitucional.