Granados y Marjaliza contrataron al abogado de Villarejo para ocultar una cuenta en Suiza

El exconsejero madrileño Francisco Granados y su exsocio David Marjaliza pagaron cada uno 135.000 euros al entonces abogado del excomisario José Villarejo para contratar a abogados en Suiza que les ayudaran a ocultar la titularidad de la cuenta que Marjaliza tenía en el país helvético y que había heredado de Granados.

Esta es la versión que ha expuesto Marjaliza en su nueva comparecencia ante el juez del caso Púnica, Manuel García Castellón, después de que el pasado diciembre declarara que Granados fue quien le puso en contacto con Villarejo para que les ayudara a ocultar esa cuenta en Suiza.

Este jueves, Marjaliza, que ha comparecido durante dos horas y media, ha aportado más detalles sobre las reuniones que mantuvieron él, Granados y Villarejo entre 2013 y 2014, en el hotel Holiday Inn del barrio madrileño de Azca o en el despacho del que fuera abogado del excomisario, Ernesto Díaz-Bastién.

Según ha expuesto en declaraciones a los periodistas a su salida de la Audiencia Nacional, el le pagó 130.00 euros al abogado con facturas de sus empresas, mientras que Granados le hizo dos pagos de 30.000 euros en efectivo y un tercero que le dio en un sobre, por lo que cree que en total abonó la misma cantidad que él al letrado.

Según un informe de la OCU, Granados transfirió en 2007 todos sus fondos en Suiza (1,6 millones de euros) a una cuenta en el país helvético a nombre de una sociedad de Costa Rica vinculada a Marjaliza, operación con la que éste último ayudó al exconsejero a blanquear ese dinero.

Como suele ser habitual, Marjaliza ha aportado documentación que ha ido encontrando estos meses, lo que ha provocado malestar en la defensa de Granados al entender que esos documentos le tenían que haber sido intervenidos cuando fue detenido y no que sea ahora él quien los aporta lo que plantea la duda sobre la veracidad de algunas facturas, que cree han podido ser confeccionadas con posterioridad.

Este jueves ha aportado dos documentos de importancia, según ha explicado al salir de la Audiencia, uno sobre un concurso municipal de una parcela para construir un hotel con unos originales de comisiones y otro donde se le pagan a Granados 25 millones de pesetas en 2001 por una gasolinera.

Además ha aportado una factura del pago de la instalación de aire acondicionado en la casa de los suegros de Granados, ha traído fotos para demostrar su amistad con el exconsjero y exalcalde de Valdemoro después de que el exconsejero cuestionara esa amistad y en las que aparecen juntos en cacerías, viajes, la feria de abril, em Amsterdam o en un karaoke.

Marjaliza ha querido también dejar claro que va seguir colaborando con la Justicia pese a las querellas que le están interponiendo para tratar, según él, de amedrentarle para que cambie su declaración. “No voy a cambiar, voy a seguir colaborando con la justicia porque he tomado una decisión clara y rotunda“, ha enfatizado.