‘Financial Times’ pide el voto para Sánchez y alerta contra un pacto de PP, Cs y Vox

El diario económico Financial Times, la Biblia del neoliberalismo, ha publicado este viernes un editorial en el que defiende la gestión de Pedro Sánchez al frente del Gobierno español "por su moderación" y asegura que una alianza de los tres partidos de derechas que incluyera a Vox tendría consecuencias negativas como un aumento de las "tensiones regionales". La apuesta del FT es que el PSOE logrará un buen resultado, pero que necesitará a Podemos y a los nacionalistas vascos para gobernar. No menciona a los independentistas catalanes como posibles socios de Sánchez para lograr la investidura.

El diario económico hace un balance bastante positivo de la gestión de Sánchez al frente del Ejecutivo y afirma que sus diez meses en la Moncloa han servido para avanzar en asuntos relacionados con la economía y con la corrupción. También concluye que el candidato de los socialistas “se ha mantenido moderado y con altura de miras durante la campaña, lo que debería darle dividendos electorales y ponerle en posición de ganar los comicios”.

La mejor opción de Gobierno es para el FT una coalición PSOE-Ciudadanos, una alianza que no obstante ve muy complicada después de que haya sido descartada tanto por Sánchez como por Albert Rivera, incluso en términos muy duros por parte del líder de la formación naranja. Sobre la coalición PP, Cs y Vox avisa de que “unir fuerzas para acabar con 37 años de gobierno socialista en Andalucía es una cosa. Gobernar la cuarta economía de la Eurozona es otra”.

El mensaje del diario a los inversores internacionales es muy similar al que hace unos días lanzaba la revista ‘The Economist’, que también hablaba de los problemas que tendría una coalición de Gobierno con Vox. En concreto, esta publicación alertaba de que las elecciones del 28-A pueden empeorar la parálisis política que sufre España en los últimos años, algo que no ayudará al país y retrasará las reformas que necesita. Por ello, afirmaba, los votantes “deberían dar a los socialistas una mayoría suficiente para gobernar”.

También el semanario británico consideraba que, a falta de un Gobierno del PSOE en solitario, opción que veía altamente improbable, lo mejor sería un pacto entre los socialistas y Ciudadanos siempre que ambas parte fueran capaces de superar sus profundas diferencias sobre Cataluña. Por otra parte, criticaba tanto un gobierno PSOE-Podemos como un tripartito de derechas con Vox, ya que dada la lucha de los españoles contra los fantasmas del nacionalismo de Franco “sería un paso en la dirección equivocada”.